Sección: Congreso 28 abril 2019 07:26 pm

Afirma el Dip. David Ramos, es necesario fortalecer donación altruista.

Establecer dentro de las finalidades que debe contemplar el derecho a la protección de la salud, la cultura de la donación altruista para alcanzar el objetivo de la prolongación y el mejoramiento de la calidad de la vida humana. Además de sumar la promoción obligatoria de los beneficios de la cultura de la donación de sangre y de órganos a los objetivos del Sistema Estatal de Salud.

Ampliación de Motivos:
• La donación de sangre y de órganos, dependen en gran medida las relaciones solidarias y la buena voluntad entre los individuos, además de que resulta una práctica significativa en materia de salubridad general.

• Se convierte un acto puramente social, que vincula a sujetos abstractos e indeterminados de alguna manera; esto es, a un donante que manifiesta a través de su acción el amor por la vida y la humanidad y a un receptor que encarna al mismo tiempo el sufrimiento y la esperanza del mundo.

• La donación de órganos establece la plataforma esencial del trasplante como tratamiento adecuado y fuera de toda duda para pacientes con insuficiencia hepática, cardiaca o renal, entre otros.

• Se estima que, del total de trasplantes de órganos requeridos en nuestro país solo se realiza un promedio del 30%, cantidad a la que se suman cada año más receptores en espera. Cantidad promedio que se registra en la mayoría de los Estados de nuestro país, incluyendo Durango.

• Hablando de la donación de sangre, por estadísticas recientes se estima que en general en nuestro país únicamente tres personas de cada cien donan sangre de manera altruista, ya que la forma más común de hacerlo es por reposición; es decir, cuando un familiar, amigo o conocido la requiere para un tratamiento médico por enfermedad, accidente o parto.

• Los bajos niveles de donación altruista, se deben a múltiples factores, considerándose al desinterés como lo que muy probablemente lo que más incide de manera negativa en este rubro pues, siendo realistas no existe una verdadera conciencia preventiva en nuestra población a través, en este caso, de la cultura de la donación de sangre.

• La obtención de órganos para trasplante y de sangre deben ser considerados una cualidad de la comunidad, que eleva la calidad de vida de todos sus integrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *