Sección: De Todo un Poco 23 mayo 2019 04:00 pm

23 DE MAYO, DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA FÍSTULA OBSTÉTRICA

El 23 de mayo es el Día Internacional para la Erradicación de la Fístula Obstétrica de las Naciones Unidas (ONU), que promueve acciones para tratar y prevenir la fístula obstétrica, una afección que afecta a muchas niñas y mujeres en los países en desarrollo.
La fístula obstétrica es un orificio en el canal de parto causado por un trabajo de parto prolongado sin intervención médica inmediata, como una cesárea. Se estima que de 2 a 3 millones de mujeres y niñas en los países en desarrollo viven con fístula obstétrica.
En 2003, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y sus socios lanzaron la Campaña mundial para erradicar la fístula, una iniciativa de colaboración para prevenir la fístula y restaurar la salud de los afectados por la enfermedad. En 2012, la ONU anunció que observaría el Día Internacional para Acabar con la Fístula Obstétrica el 23 de mayo cada año, a partir de 2013.
La condición típicamente deja a las mujeres incontinentes, y como resultado, sus comunidades las rechazan. Las víctimas a menudo sufren depresión, aislamiento social y pobreza creciente. Muchas mujeres viven con la afección durante años, o incluso décadas, porque no pueden permitirse obtener tratamiento.
Se estima que 2 millones de mujeres en el África subsahariana, Asia, la región árabe, y América Latina y el Caribe viven con esta lesión, y cada año se desarrollan alrededor de 50,000 a 100,000 casos nuevos en todo el mundo. La mayoría de las fístulas ocurren en mujeres que viven en la pobreza en culturas donde el estado y la autoestima de una mujer pueden depender casi por completo de su matrimonio y su capacidad para tener hijos. Sin embargo, la fístula es casi completamente prevenible. Su persistencia es una señal de que los sistemas de salud no satisfacen las necesidades esenciales de las mujeres.
Los síntomas de la fístula obstétrica generalmente se manifiestan en el período postparto temprano. Sin embargo, otros síntomas igualmente graves, como el trauma psicológico, el deterioro de la salud, el aumento de la pobreza y la estigmatización social por parte de familiares y amigos pueden ocurrir, y con frecuencia ocurren.
La fístula obstétrica se puede prevenir y en la mayoría de los casos se puede tratar. La cirugía reconstructiva con un cirujano especializado en fístulas capacitado puede reparar la lesión, con índices de éxito de hasta 90 por ciento en casos menos complejos. El costo promedio del tratamiento de la fístula, que incluye cirugía, cuidado postoperatorio y apoyo de rehabilitación, es de $ 300 por paciente.
Y tú… ¿Sabías de la gravedad de esta condición? Cuéntanos en el espacio debajo de esta nota.

Fuente www.lachicuela.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *