Sección: Casos Cosas y Curiosidades 26 mayo 2019 03:00 pm

Cómo convivir con los camiones en carretera y no sufrir un infarto en el intento

Además de los baches, el costo de las casetas que se eleva sin decir “agua va”, el riesgo de circular por una carretera solitaria con el miedo de que te asalten, hay algunos automovilistas que sienten temor de circular por carretera debido a esos enormes vehículos de 6, 8 o más ejes que avanzan pesadamente por la cinta asfáltica. Sí, nos referimos a los camiones.

Como Convivir Con Los Camiones En Carretera 

Mantén tu distancia
Nunca manejes muy cerca de la parte posterior de un camión (y en general de ningún vehículo) En el caso concreto de los camiones, recuerda que debido a su tamaño cuentan con múltiples puntos ciegos y uno de ellos es, precisamente, la parte posterior.
Mantener una distancia segura le permitirá al conductor del camión realizar maniobras de emergencia en caso de ser necesario. ¿No sabes cuál distancia es la segura? Los cánones carreteros indican que la distancia ideal puede calcularse de la siguiente forma: retira el último número de la velocidad a la que viajas y eleva el resto al cuadrado. Por ejemplo, si se viaja a 90 kilómetros por hora quitamos el cero y multiplicamos el 9 por sí mismo, es decir 9 x 9 = 81 metros de distancia de seguridad (en condiciones de asfalto seco).
Puede parecer que 81 metros es demasiado, pero más vale ser precavido. De igual forma es aconsejable que si te detienes detrás de un camión también es importante mantener una distancia prudente, recuerda que algunos conductores primero retroceden antes de reincorporarse a la cinta asfáltica.

No, tampoco intentes ganarle
Con los camiones aplica la misma regla que con el tren: ¡Nunca intentes ganarle el paso! Al incorporarte o salir de la autopista jamás intentes ganarle a un camión o autobús. Aunque vayas a bordo de un Ferrari 488 Pista Spider, nunca sabes qué puede fallar. Un simple descuido puede acarrear funestas consecuencias.
Siempre recuerda que los vehículos más grandes tardan mucho más en detenerse por su peso, así que incluso si el chofer te ve venir, es posible que no pueda detenerse a tiempo en caso de que te le cruces intempestivamente.

Se muy cauteloso
¿Suena demasiado lógico, verdad? Pero aunque no lo creas esta es una regla no escrita que muchos olvidamos y para muestra un botón: un gran porcentaje de accidentes en la carretera se suscitan por decisiones imprudentes al volante. Recuerda que siempre debes atender los señalamientos de la carretera y respetar los límites de velocidad y con más razón si viajas con tu familia.
Finalmente siempre considera las condiciones de la carretera, cuando está lloviendo, pasar junto a un camión puede equivaler a recibir una cortina de agua de proporciones épicas, si vas a rebasar en estas condiciones, duplica tus precauciones. Se prudente y ya verás cómo llegas a tu destino tranquilo y a salvo.
Marcos Bureau

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *