Sección: Casos Cosas y Curiosidades 15 junio 2019 04:00 pm

15 de junio, Día Mundial del Viento

 

¿A quién no le ha resultado alguna vez molesto el viento? Seguramente las ventoleras han entorpecido nuestros paseos, se han cogido algo prestado que ha salido volando o han destrozado parte de nuestros preciados cultivos. Os preguntaréis entonces, ¿para qué servirá el viento?

El viento es una fuerza de la naturaleza aprovechable

Hoy 15 de junio se celebra el Día Mundial del Viento y lo ha demostrado haciendo aparición en buena parte de la península. Esta fecha pretende concienciar sobre la importancia del viento. Y es que respondiendo a la pregunta anterior, el viento ha sido necesario a lo largo de los años y actualmente lo sigue siendo por varias razones. Si nos remontamos años atrás, el viento fue el encargado de encauzar los barcos a través de los mares. Además, se encarga de esparcir las semillas, ayudar al vuelo de las aves y a que los insectos polinicen.

Hacer uso de energías renovables y no contaminantes como es el viento, es necesario para conseguir un ambiente más limpio alejado de las energías convencionales más perjudiciales. Puesto que el viento es un factor potencial a la hora de generar energía, es propicio su aprovechamiento. Además el aire es una fuente limpia e inagotable ¿Qué mejor energía y ahorro que el que proviene de una fuente natural? Con el uso de la energía eólica, las emisiones de CO2 reducen sus niveles considerablemente, por lo que es un factor para frenar el cambio climático.

La energía eólica es una fuente de energía limpia e inagotable

El Día Mundial del Viento se celebra desde el año 2009 como una forma de cambiar las energías no renovables por otras más naturales con el medio ambiente, como es la energía eólica. Con el paso de los años, el viento se ha convertido en el mayor generador de energía que utiliza España. Y es que hay repartidos mil parques eólicos en todo el estado español.
Hoy debemos aprovechar para conocer la energía proveniente del viento y continuar el resto del año contribuyendo a su uso. Este elemento natural que siempre nos ha acompañado se presenta ahora como una rica fuente de energía para aprovechar. Como dice un proverbio hindú, “no hay árbol que el viento no haya sacudido”.
Laura Millana

Fuente www.concienciaeco.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *