Sección: Casos Cosas y Curiosidades 19 junio 2019 04:00 pm

¿Qué es el crédito revolvente?

Hoy te ayudaremos a comprender de qué se trata el crédito revolvente; un término que, en México, parece usarse más en las tiendas departamentales, pero que, en realidad, está presente en todos lados.

Si tienes una tarjeta de crédito departamental seguramente has escuchado en más de una ocasión este concepto de crédito revolvente

De acuerdo con información de Kubo Financiero y KardMatch, el crédito revolvente es el que se puede usar en repetidas ocasiones; es decir: tu línea de crédito.

El banco o la tienda departamental te da un monto llamado línea de crédito cada mes, de la cual no puedes gastar más. Si pagas el crédito que has usado a tiempo, ese crédito se reinstala y actualiza al momento que se aplica tu pago.
De hecho, un gran ejemplo de crédito revolvente es la tarjeta de crédito. Con tu tarjeta tienes acceso a la línea de crédito hasta el límite que se ha establecido.
Otro ejemplo de crédito revolvente son las líneas de crédito que le otorgan los bancos a las Pymes, las cuales funcionan de la misma forma: se otorga una línea de crédito, y al cumplir con el pago al plazo establecido, ésta se renueva.
Como lo mencionamos, este crédito puede utilizarse una y otra vez, siempre y cuando liquidemos el total de nuestras compras a fin de mes, antes de que termine la fecha de pago; en caso contrario, terminaríamos pagando intereses y nuestro crédito no estaría “totalmente liberado” para compras futuras.
Para que lo entiendas fácilmente, ve el siguiente ejemplo:
Luis activó su nueva tarjeta de crédito y se le fijó un límite de crédito de 20,000 pesos, pero acaba de comprar un teléfono de 5,000 con su plástico, por lo que su línea se ha reducido a 15,000 pesos.
Sin embargo, si paga el total de su saldo a fin de mes tendrá de regreso la línea de crédito completa (20,000 pesos), para volver a utilizarla sin haber pagado intereses.
Así que la próxima vez que escuches este término (muy probablemente en una tienda departamental), no te asustes; sólo se trata de tu línea de crédito.

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *