Sección: Casos Cosas y Curiosidades 10 julio 2019 04:00 pm

Comprar una casa con el Infonavit, ¿cuándo me conviene?

¿Ya estás listo para empezar a construir tu patrimonio? Si tu respuesta es afirmativa debes saber que independientemente de si trabajas para una empresa o para el Estado cuentas con una prestación social llamada Infonavit o Fovissste.
Expansión platicó con Gustavo Rivera Loret de Mola, vocero nacional de Infonavit; María Elvira Méndez, especialista en finanzas de la Universidad La Salle; y con Marco Torres, gerente de operaciones de Homie, empresa dedicada al arrendamiento inmobiliario, y esto recomiendan antes de contratar tu crédito hipotecario.
Lo primero
Lo primero que se debe considerar antes de firmar el contrato de un crédito hipotecario son “tus necesidades y tu capacidad económica”, según Marco Torres, quien agregó que las opciones Infonavit o Fovissste son ideales cuando la persona busca un plazo igual o mayor a 20 años, no cuenta con un enganche o tiene algún problema para acceder a financiamientos con instituciones bancarias.
María Elvira Méndez dijo tener en cuenta el plazo y la tasa de interés que vivirán con el crédito: ‘debemos estar concientes de que, durante lo que dure el crédito, vamos a estar pagando esa tasa fija”.
“La tasa de interés del Infonavit es muy competitiva, tanto en el promedio (cercano al 10%) como en los segmentos específicos de nivel salarial bajo. La tasa efectiva para una persona que gana alrededor de 7,000 pesos, es de 9.4%”, expuso Gustavo Rivera.
“Ahorita vas a sacar un crédito con cualquier banco privado y difícilmente vas a conseguir por debajo de 12%, 13%, y solo lo consigues si tienes muchos ahorros en tu cuenta y eres cliente premium del banco”, añadió.
Otros puntos a tomar en cuenta son: el tipo de moneda en que estará el crédito, las condiciones generales –interés moratorio y ordinario en caso de atrasos, así como los seguros que se pagarán con el crédito (de vida, invalidez, riesgos) y los gastos de escrituración, es decir, ¿Cuánto el empleado va a pagar ante la notaría?”, señaló la especialistas en finanzas de La Salle.
El Infonavit ofrece seguro por defunción, por incapacidad y daños. Además, “muy pronto va a ser muy funcional una especie de seguro de desempleo cuando tu relación formal laboral se pierda. Eso te va a dar la tranquilidad de que no falles en tus pagos aun perdiendo tu trabajo”, adelantó Rivera Loret de Mola.

Para tener acceso a un crédito con el Infonavit los trabajadores necesitan 116 puntos

Recomendaciones
Para la especialista de la Universidad La Salle es importante revisar el famoso costo anual total (CAT) y no dejarse llevar solo por una menor tasa de interés.
“Muchas veces el error que se comete es que un banco me da el 13% de tasa, pero en otro me dan el 8.3%, ahí hay un diferencial. Sin embargo, ya cuando sacan el crédito y la gente se va por la tasa, resulta ser que el CAT va a ser más alto en la institución con la tasa más baja. No hay que irnos por la tasa, hay que irnos por el costo anual total”, explicó María Elvira Méndez.
“Tener un fondo de emergencia mínimo de 3 meses para cubrir el crédito en caso de desempleo” Marco Torres
Para el vocero del Infonavit entre más dinero tengan los trabajadores en la subcuenta de vivienda les permitirá acceder a un mayor monto a la hora de solicitar su crédito.
“La recomendación es piensa qué tipo de casa quieres y cómprala en el momento que te parezca adecuado tomando en cuenta factores como la subcuenta de vivienda y dónde quieres vivir”, sostuvo.
“Te conviene tener más dinero en la subcuenta de vivienda. Si ahorita tienes 30,000 pesos en tu subcuenta de vivienda y en cinco años vas a tener 120,000 o 150,000, te conviene esperar porque, entonces, vas a poder acceder a una casa de mayor valor”, agregó.
¿Cómo obtengo un crédito infonavit?
Para tener acceso a un crédito hipotecario con el instituto, no basta con ser un trabajador formal al servicio de una empresa privada, es necesario cubrir algunos requisitos.
“La manera en que se califica a nuestros derechohabientes es con los puntos que se tiene que tener para poder acceder al crédito. La base es 116 puntos para poder acceder”, señaló el vocero del instituto.
“Las variables claves que se toman en cuenta para esto es: la edad del derechohabiente, su salario y la antigüedad laboral -el tiempo que tiene cotizando y el que tiene en su actual empleo-”, agregó.
“Que tenga esta relación formal al momento de solicitar el crédito es fundamental. Los otros (criterios) se toman en cuenta en partes iguales: tienes que tener una antigüedad de dos años, como también tener una edad que te permita tener una expectativa de vida superior a 30 años al momento de adquirir el crédito”, detalló.
El Infonavit cuenta con dos regímenes de amortización: el régimen ordinario de amortización (ROA) y el régimen extraordinario de amortización (REA).
En el primero se encuentran todos los trabajadores que cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el segundo es para quien ya no está en una entidad privada pero sigue pagando su crédito.
“Tres cuartas partes de nuestro crédito están en ROA”, destacó Rivera Loret de Mola.
En el caso de que un trabajador de pronto perciba un menor salario, al tener una aportación menor para este caso, el tiempo del crédito se alargará, sin exceder los 30 años, tiempo máximo por el que el Instituto otorga los créditos.
“Ganando menos, la proporción es un número absoluto menor que un sueldo mayor. Entonces la persona, en lugar de terminar de pagar en 10 años o en 15, quizá termine en 20 (años)”, expuso.
Cobro de los seguros
En el caso del seguro de vida, cuando el empleado fallece, por muerte natural o accidental, la deuda es cancelada, igual que en el caso de invalidez total.
“El Infonavit a los beneficiarios les tendría que extender un certificado de que la deuda queda saldada, derivado de que el titular del crédito ha fallecido”, explicó María Elvira Méndez.
Para cobrar este seguro el Infonavit pide “el contrato de crédito y el acta de defunción. Ahí se establece el beneficiario si no estaba ya establecido. El acreditado puede designar un beneficiario, sino es el conyugue; es la misma línea de beneficiarios de herencias, según la ley civil”, explicó el vocero del instituto.
En el caso de invalidez “la seguradora tiene que evaluar si esa invalidez que tiene el trabajador se derivó de una enfermedad existente. Las aseguradoras aquí son muy quisquillosas”, señaló la especialista de La Salle.
“Cuando ya se había contratado el crédito y la enfermedad surgió después o el trabajador, por su actividad laboral, tiene algún accidente de trabajo y le dictaminan invalides, en ese caso la deuda queda extinguida”, agregó.
“Las incapacidades, tanto totales como parciales, se certifican con una carta del IMSS”, destacó Rivera Loret de Mola.
José Avila

Fuente www.msn.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *