Sección: Cultura General 10 julio 2019 05:00 pm

Test del árbol de Koch: Cómo se realiza y cuál es su interpretación

El test del árbol de Koch es una herramienta aplicable a personas de todas las edades a partir de los 5-6 años bajo condiciones de desarrollo “Normales”. El test se basa en la organización sensorio motora entre ejecución y pensamiento inconsciente.

Junto al test de Wartegg, el test del árbol de Koch es uno de los test de personalidad más sencillos. En este test la persona debe dibujar un árbol en una hoja en blanco, a partir de allí el profesional encargado de aplicar el test debe realizar una lectura del dibujo basado en unos parámetros incluidos para la interpretación del mismo.

Aunque existen dichos parámetros preestablecidos, es eminente la participación del interprete encargado de analizar el test, esta es una de las grandes polémicas alrededor del mismo ya que dependiendo la pericia del analista se puede llegar o no a resultados positivos o a errores.
Test del árbol en sus inicios
Test del árbol
Aunque el test en la mayoría de los casos se menciona relacionado con el psiquiatra K. Koch, no fue este quien inicialmente postulo la técnica, de hecho una larga lista de psicólogos realizaron aportes a la misma, pero fue Koch quien le dio los toques finales y la hizo popular.
Aplicación y análisis del test del árbol de Koch
La aplicación del test del árbol es sumamente sencilla en el sentido de que son pocas las instrucciones que se le deben dar al sujeto. Algo sumamente importante a tener en cuenta es que el sujeto no tenga árboles cerca ni dibujos de ellos para que no intente copiar lo que ve, esto arruinaría la prueba.
Indicaciones para la realización del test del árbol
Se le entrega al sujeto una hoja en blanco rectangular y un lápiz, se le pide que dibuje un árbol lo más real que pueda.
Posteriormente se le entregará otra hoja en blanco de igual dimensión que la anterior, en este caso se le solicita que dibuje tres árboles.
Importante: Ambas hojas deben entregársele a la persona en posición vertical, en caso de que la persona decida dibujar poniendo la hoja en sentido horizontal, allí hay un primer elemento de análisis.

Esta persona que dibuja de forma horizontal tiene problemas para adaptarse a los formalismos, no es que sea un rebelde sin causa, pero es probable que no se sienta tan cómodo con aspectos burocráticos, legales y formales.

Las dos partes del test del árbol
Luego de realizados los dibujos, es momento de la interpretación, en este sentido la persona dibujó cuatro árboles, uno en la primera parte y tres en la segunda
El primer árbol representa a la persona y su entorno psíquico con todo lo que esto implica a nivel histórico y actual.
Los otros tres árboles representan las relaciones interpersonales, el primer árbol representa al sujeto (Una cosa es como nos vemos individualmente y otra como nos vemos en sociedad) el segundo árbol representa a la familia y el tercero al mundo externo incluyendo personas y ambiente.

Nota: Todos los árboles se analizan individualmente de acuerdo a las pautas dadas a continuación. Las pautas son solo puntos de partida, es el profesional que aplica la herramienta es quien tiene más elementos subjetivos con respecto al analizado para configurar una aproximación lógica al mundo personal del sujeto.

Interpretación del test del árbol
Es preciso aclarar que el test del árbol en su concepción goza de una descripción bastante detallada de la forma “adecuada” de analizar cada trazo.
A continuación, no copiaremos dicha lista, si no que te mostraremos más bien a qué parte de la estructura mental hace referencia cada parte del dibujo.
Esto con la finalidad de que sea el analista quien se encargue de dar parte sobre el devenir mental de la persona con la que está trabajando y no llegue a caer en generalidades o errores de aproximación.
El tronco
El tronco se entiende como la parte central del Yo, lo que podría entenderse como la valía que se tiene de sí mismo, autoestima, autoconcepto y autorealización.
Hay que entender que el tronco es la firmeza y el sustento de todo el ser, si este es débil o endeble puede ser un mal indicador sobre la autopercepción de la persona.
Todos los aspectos tienen importancia, es allí donde el profesional debe hacer gala de su capacidad de análisis para percibir al ser en su esquema del árbol, teniendo en cuenta lo que cada parte representa.
La copa
La copa en el esquema del test del árbol representa la actividad mental superior, es decir aquella que da cuenta del mundo y de la forma en que interactuamos con él.
En este sentido la copa es la forma en que el sujeto entiende la realidad. Es importante destacar que este es el punto en el que probablemente se halle mayor variación entre un sujeto y otro. Es importante entender la relación gráfica con la relación individuo-realidad.
Todo es confusión y caos, o por el contrario todo es armonía y belleza, el árbol es frondoso o sus ramas no tienen hojas, Etc. Todo esto y más puedes encontrar, se supone que la persona dibuja en un estado sensorio motor que alcanza emociones inconscientes.
Las ramas
En este caso se analiza la posición y composición de las ramas, éstas representan las relaciones interpersonales, se debe tener en cuenta si estas son simples o dobles, si pasan unas atrás de otras como tipo 3d o si están enredadas.

A mayor definición de las ramas, más complejas resultan ser las relaciones sociales de la persona, si se notan desorganizadas es un indicador de relaciones no tan buenas, si son ramas detalladas pero de cierto modo organizadas es probable que sea una persona con excelentes relaciones.

Las raíces
Las raíces en el test del árbol dan cuenta de lo pulsional, es decir lo instintivo o esas fuerzas que se mueven en nosotros sin que podamos hacer mucho.
Las raíces dan cuenta de ello de forma directa, en caso de no dibujar raíces la represión resulta evidente, en el grado de elaboración podemos hacernos una idea de la forma de tramitar dichos impulsos.
En caso de que las raíces sean grandes y desordenadas podemos pensar en una persona desenfrenada y hedonista tendiente a la satisfacción de sus deseos primarios sin reparo.
El suelo
La línea del suelo representa la separación entre el consciente (arriba de la línea) y el inconsciente (Debajo de la línea) Por ello la falta de dicha línea puede dar cuenta de una persona con una actividad mental desorganizada.
Por otro lado, la altura del suelo indicará hasta qué punto prevalece lo consiente o lo inconsciente en cuanto al yo (Tronco)
En caso de que el suelo este cubierto de pasto, puede ser un indicador de sentimientos ocultos o cosas que avergüenzan a la persona, es importante la forma en que cubra la parte del tronco ¿Débil, fuerte?
En términos generales podemos decir que estos son los principales rasgos del test del árbol, es importante que este sea realizado por un profesional que haya realizado un estudio profundo de la herramienta y por otro lado que tenga elementos de la persona para poder tener asertividad en el análisis.
POR KARLA ARANGO

Fuente psicocode.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *