Sección: De Todo un Poco 1 agosto 2019 06:00 pm

Aprendizaje situado: El contexto es el mejor maestro

Es un sistema muy de moda entre los docentes de hoy, el mismo consiste en dar soluciones a situaciones específicas. A través de ejemplificaciones, el aprendizaje situado, encuentra soluciones acuñadas a lo real de la cotidianidad, del presente.

No es un secreto que aprendemos observando, escuchando, evidenciando o sintiendo aquellos estímulos que nos propicia el medio externo. En tal sentido, es gracias al contexto sociocultural que el aprendizaje situado se nutre, y da solución a problemas de aprendizaje.
El aprendizaje situado, en términos generales, busca recolectar toda la información posible del contexto para utilizarla a su favor en la resolución de conflictos.
Se convierte en un trabajo colectivo que precisa de un análisis metódico, en donde también tome en cuenta las relaciones y vinculaciones sociales que intervienen en el foco a estudiar.
Fundamentos y características del aprendizaje situado
Esta teoría originalmente fue sustentada en la concepción del psicólogo Lev Vygotsky, en relación a la educación como un proceso netamente constructivista.
Su fundamentación es de naturaleza comunitaria, por ende su núcleo de trabajo siempre se desarrolla en el contexto social.

Para entender el aprendizaje situado, primero hay que comprender los valores estructurales que conforman el cimiento de esta metodología de estudio.

En este mismo sentido, los tres elementos que conforman una sociedad crítica, comprometida y que busca solucionar de fondo sus problemas, son: sentido de pertenencia, participación y praxis.
A grandes rasgos pudiésemos decir que el aprendizaje situado se nutre de los siguientes valores:
Sentido de pertenencia o identificación
Es la noción de sentirse como parte de algo, de un grupo. Aquel que tiene sentido de pertenencia crea un vínculo afectivo con un grupo o contexto determinado.

Una persona nacionalista es un ejemplo de sentido de pertenencia, debido a las características comportamentales que presenta. La defensa, la alta estima y el cariño que sienten hacia su nación representar un alto sentido de pertenencia.

Participación
Se refiere al acto de participar o al de haber participado en alguna actividad.
Utilizando un caso hipotético. Imaginemos que estamos en un aula de clases y un profesor nos hace alguna pregunta en relación al tema del cual se nos esté impartiendo materia.
En caso de que no participemos, no se nos podría apremiar con un incentivo. Esto acarrearía consecuencias académicas, afectando nuestro índice.
Por lo tanto, si no participamos en las actividades que se estén realizando a nuestro alrededor, sean de naturaleza académica o comunitaria, difícilmente podríamos ser premiados con algún tipo de premiación.
Ser indiferente en la vida, solo ocasiona que pasemos desapercibidos, dando resultados poco provechosos desde una perspectiva de desarrollo personal.
Praxis
Hace referencia a la práctica, al obrar, al hacer, al vivenciar.
Relacionándola con el tema, podemos considerar a la praxis como el acto que refuerza el proceso de aprendizaje a través la práctica continua, de esta manera forjamos un conocimiento o hábito a largo plazo.
Es fundamental, porque de lo contrario, aquello que hayamos aprendido de manera teórica, no sería ampliamente entendido o consolidados.
Otra manera de ver al aprendizaje situado es a través del enfoque cognitivo conductual.
Según Hernández y Díaz, lo definen como un proceso en donde el sujeto aprende e identifica comportamientos y cogniciones directamente proporcionales a su contexto, logrando aplicar conocimientos y reestructurando su realidad. Tal cual como ocurre en casos de terapia para aliviar y tratar de fondo los síntomas de la depresión.
El aprendizaje situado, a diferencia de los estilos tradicionales educativos, no comienza por la teoría, sino por la práctica. Al tener a la realidad inmediata como principal enfoque, deja los contenidos teóricos como un complemento que dan entendimiento lógico del entorno.
Cabe destacar, que su implementación fortalece el aprendizaje colaborativo y hace posible los cuatro pilares involucrados en la educación: saber Ser, saber Hacer, saber Resolver y saber Convivir con otros.
Metodología del aprendizaje situado
Hernández & Diaz, también estipulan que este proceso tiene 4 pasos fundamentales:
Partir de la realidad
Análisis y reflexión
Resolver en común
Comunicar y transferir
Partir de la realidad
Hay que recalcar este punto… No puede haber aprendizaje situado si primeramente no se conoce a profundidad la realidad cotidiana del estudiante. Este paso se convierte en el alimento principal para el desarrollo de este sistema educativo.
Tomemos un ejemplo, imaginemos que estamos enseñando a un niño matemáticas básicas. El mejor modo de que el infante nos entienda, es que utilicemos objetos ubicados en el contexto u, objetos que aunque no estén presentes al momento, tenemos en claro que forman parte de la cotidianidad del infante.
¿Qué objetos externos podrían forman parte de la realidad del niño?
Animales que tengan en el hogar, el choche del padre o madre, arboles o también se podrían utilizar caricaturas o películas de moda, para que el estudiante pueda aparear ambos estímulos y llegar a un entendimiento solido del tema.
Análisis y reflexión
La mayor importancia de este paso, es que haya constancia de que los estudiantes dominan el contenido con fluidez, explicando de forma coherente lo que entienden acerca del tema en cuestión, evitando que sea contenido meramente memorizado.
Es aquí donde entra la teoría… Una vez que los alumnos hayan investigado, leído y analizado, se deben crear preguntas profundas en relación a dicho análisis. Esto aumenta la capacidad cognitiva e incentiva al desarrollo del pensamiento abstracto.
Resolver en común
Es en este punto donde habiendo observado, leído y analizado lo aprendido en clases, se empieza con la práctica.
Los docentes que estén impulsando este tipo de educación, deben desarrollar una dinámica que promueva la resolución de un problema elaborado exclusivamente para aplicar los conocimientos que adquirieron en la teoría.
Comunicar y transferir
Se podría considerar como una acción de gracias, es aquí donde el docente y los alumnos enseñan todos los avances logrados.
El objetivo es hacer que aquellos que no conocían el aprendizaje situado, lo conozcan y sumen riqueza desde sus respectivas áreas o zonas de desenvolvimiento.

Fuente psicocode.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *