Sección: Medicina y Salud 18 agosto 2019 06:00 pm

Monurol (2g y 3g): Descubre para qué sirve y cómo se toma

 El Monurol es uno de los medicamentes más usados en la actualidad. Sin embargo, pocas personas tienen claro qué es, para qué sirve y cómo se toma.

En la actualidad, debido al auge de la industria farmacéutica, es muy importante que tengamos claro qué estamos consumiendo y cuáles son sus características para no jugar con nuestra salud.

Es importante resaltar que esta información es netamente informativa y tiene un fin educativo. Esto significa que en ningún momento estamos alentando a la automedicación, si estás pensando en usar el Monurol, debes hacerlo bajo supervisión médica. Esto aplica para cualquier tipo de medicamento.
Teniendo muy claro esto, en este artículo podrás saber a profundidad de qué hablamos cuando hablamos del Monurol.
¿Qué es Monurol?
El Monurol es un medicamento utilizado para tratar las infecciones propias del tracto urinario que comprende la vejiga, la uretra, los uréteres y los riñones.
Este medicamento es un antibiótico compuesto por “formocina trometamol”que es un derivado del ácido fosfónico.

La formocina actúa en el cuerpo por medio del bloqueo de las bacterias, impidiendo que se desarrollen y crezcan. Es decir que tiene una función bactericida que ayuda a evitar los diversos padecimientos del tracto urinario.

Para qué sirve el Monurol
La población más afectada por estas enfermedades son las mujeres, debido a que su uretra es mucho más corta y las personas de la tercera edad, con cuadros de enfermedades como la diabetes que altera el funcionamiento del tracto urinario.
Las enfermedades más comunes que se tratan con Monurol son la cistitis, la uretritis y la pelionefritis. Estas y otras enfermedades se dan generalmente por bacterias que pasan de la uretra a la vejiga.
Es preciso resaltar que el Monurol es usado para atacar infecciones leves, esto significa que si la enfermedad no es generada por una bacteria simple, sino por una resistente a los principios activos de la formocina, el Monurol no tendrá efecto sobre el organismo de quien la consume.

Tipo de presentación del Monurol
Normalmente el Monurol se distribuye en sobres de 2 y 3 gramos que contienen el compuesto granulado para ser diluido en agua. El paciente debe beber este medicamento con agua, la recomendación es que no se combine con otro tipo de bebidas como jugos de fruta o refrescos.

Adicional debes tener en cuenta que, de acuerdo a recomendaciones médicas, no se debe combinar el medicamento con otros alimentos, ni ser consumido en ayunas. Lo ideal es beberlo dos horas después de la última comida del día.
El Monurol es un medicamento de absorción rápida debido a su modo de consumo y a las características del compuesto, no obstante, como recomendación adicional, es preferible consumirlo con la vejiga vacía, es decir, después de orinar, de lo contrario se relentiza el efecto.
Dosis recomendada de Monurol
En el caso de los adultos, es suficiente un solo sobre al día. La elección de 2 o 3 gramos depende directamente de la naturaleza de la infección. Es por esto que antes de consumirlo, debes consultar a tu médico, quién determinará la gravedad de la bacteria de acuerdo a los resultados arrojados por las pruebas de orina.
En el caso particular de los adultos mayores con enfermedades adicionales como diabetes, lo ideal es consumir dos sobres durante el mismo día. Esto se debe a que generalmente este tipo de pacientes padecen infecciones mucho más graves que un adulto promedio.
El consumo del medicamento casi siempre se da de 2 a 3 días, y con estos sería suficiente para que haga el efecto deseado en el organismo.
En el caso particular de los niños, su consumo está restringido en menores de 6 años, no obstante, debido a que es un medicamento fuerte, es imperativo que su suministro en niños mayores sea autorizado por un médico.
Contraindicaciones del Monurol
Como todos los medicamentos, el Monurol tiene contraindicaciones para grupos poblacionales específicos, estos son:
Mujeres embarazadas.
Mujeres lactantes.
Niños menores de 6 años.
Personas alérgicas al compuesto activo denominado fosfomicina.
Personas que consumen Metoclopramida.
Personas que estén en tratamientos de hemodiálisis.
Personas con enfermedades renales crónicas.
Efectos secundarios del Monurol
El Monurol es un medicamento que puede generar algunos efectos secundarios debido a sus componentes, sin embargo son síntomas que no perviven en el tiempo, o pueden no aparecer, teniendo en cuenta que casi siempre este medicamento se suministra en una sola dosis. Los efectos secundarios más comunes del Monurol son:
Diarrea. En caso de presentar diarrea con sangre es necesario informar inmediatamente a su médico de confianza.
Dolores de cabeza.
Mareos.
Dolor de garganta.
Goteo nasal.
Dolor de espalda.
Picazón y secreción vaginal.
Debilidad.
Malestar general.
Es importante tener en cuenta que si se siente dolor o ardor intenso al orinar, es preciso acudir al médico inmediatamente.
Adicional a lo anterior, pueden aparecer otro tipo de efectos secundarios no referenciados en esta lista. Muchos de ellos pueden estar asociados a una reacción alérgica frente al medicamento, es por esto que en caso de presentar algún síntoma extraño debe acudir a urgencias médicas inmediatamente.
¿Qué puedo hacer si tengo una sobredosis de Monurol?
Lo primero que debes tener en cuenta es que es casi imposible presentar una sobredosis de Monurol, debido a que generalmente se suministra en una sola dosis. No obstante, si sientes que te has pasado con la dosis recomendada, lo principal es beber abundante agua, puesto que por medio de la orina se expulsan los restos del medicamento. Si los síntomas persisten debes consultar con tu médico.
Uso del Monurol en mujeres embarazadas
Consumir cualquier medicamento en estado de gestación es potencialmente peligroso para la madre y el bebé en formación. No obstante hay algunos casos en los que bajo autorización médica, la madre debe recurrir a este tipo de medicamentos. Estos casos deben ser supervisados por un médico y casi siempre se usan en casos en que los resultados puedan ser superiores a los riesgos.

Aunque no se han comprobado malformaciones en los bebés y el riesgo es poco probable, lo mejor es que la decisión de suministrar este tipo de medicamento sea la última opción.

Esperamos que después de leer este artículo, tengas mucho más claro cuáles son las características del Monurol, antes de empezar tu tratamiento.
POR KARLA ARANGO

Fuente psicocode.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *