Sección: Todo en Familia 10 agosto 2019 01:13 pm

Sentirse bien con el cuerpo refuerza la autoestima

 La autoestima está directamente relacionada con nuestro aspecto físico o la forma cómo nos percibimos. Por lo tanto, es muy frecuente que se sientan complejos o inconformidades que busquemos cambiar. En vista de ello, hoy te hablaremos sobre cómo sentirse bien con el cuerpo y reforzar la autoestima.
Hoy en día se vive en una sociedad que está fuertemente influenciada por los medios de comunicación, sobre todo cuando se trata de modas y estereotipos físicos, tales como la vestimenta, la forma de llevar el cabello, el maquillaje e incluso cómo luce el cuerpo.
Por tal razón, es bastante frecuente encontrarse en las redes sociales cuentas de celebridades o personas que comparten fotos mostrando sus cuerpos esbeltos y tonificados, los cuales se han convertido en el patrón a seguir o en el modelo perfecto de cómo debemos lucir, con lo que se lograría una mejor aceptación en la sociedad por nuestros semejantes.
Todo ello tiene un lado bueno y una contraparte, por supuesto, debido a que por una parte, incentiva a las personas a llevar un estilo de vida más saludable y activo, motivado a tener una mejor apariencia que los haga más atractivos ante los demás.
No obstante, también es posible que se creen complejos e inseguridades con respecto al cuerpo, debido a que se tiende a pensar que no cumplimos con los patrones de belleza establecidos, lo cual genera problemas de mala autoestima que afectan el bienestar de las personas, llegando a veces a un punto de no querer seguir existiendo.
En vista de ello, muchos deciden hacer algo para cambiar su aspecto físico, bien sea ejercitándose o sometiéndose a planes dietéticos que les ayude a perder peso; o realizándose cirugías plásticas que les permitan cambiar o mejorar una parte de su fisionomía, que de otro modo no se podría. En tal sentido, hoy te hablaremos sobre los efectos que tiene el sentirse a gusto con el cuerpo para reforzar la autoestima.

¿Qué hacer para sentirse mejor con nuestro cuerpo?
Es bastante común escuchar a alguien quejándose por algo sobre su apariencia externa. Que si estamos gordos, tenemos poca estatura, los pechos no son suficientemente grandes o voluminosos, la nariz es muy grande o está torcida… la lista puede ser infinita, y la realidad es que no todo en el cuerpo se puede cambiar.

No obstante, gracias a los avances de la tecnología hoy en día es posible modificar partes que antes era imposible. Tal es el caso de la operación de pecho o mamoplastia, uno de los procedimientos de cirugía estética más solicitados por las mujeres, debido a que a través de la misma es posible obtener una simetría muy bonita en las mamas, bien sea aumentándolos, reduciéndolos, refirmándolos después de haber perdido volumen como consecuencia de la pérdida de peso o la lactancia; asimismo, sirve para lograr un equilibrio en los tamaños en casos donde uno es más pequeño que el otro naturalmente o debido a algún otro proceso quirúrgico.
Este procedimiento consiste en la realización de una incisión en la aureola, pezón, axila o el surco submamario, de manera que se pueda introducir las prótesis, por debajo de la glándula mamaria o por detrás de la musculatura del seno, para conseguir un aspecto simétrico, bonito y en armonía con la figura del cuerpo, lo cual puede apreciarse desde el día uno, y mejor aún cuando baje la hinchazón de la zona.
Por otra parte, la otra intervención quirúrgica con más demanda es la rinoplastia u operación de la nariz, la cual puede hacerse por fines estéticos o motivados a mejorar la salud respiratoria. En tal sentido, es fundamental que esta sea realizada por médicos especialistas, que no solo cuenten con la experiencia y las nociones, sino que además tengan a disposición el equipo y las herramientas necesarias para realizar la intervención con éxito.

Y es que puede decirse que esta es una de las operaciones estéticas más delicadas que existen, ya que los resultados tendrán una incidencia muy poderosa en la apariencia de la persona, siendo la nariz una de las partes del rostro que más atrae la atención e influyen fuertemente en el aspecto de un individuo, de modo que esta debe proporcionar un buen balance y contraste con las otras partes del rostro.

¿Cuándo es recomendable realizarse una cirugía plástica para mejorar la autoestima?
Bien sea un aumento de busto, operación de la nariz o cualquier otro procedimiento estético, es una de las opciones más rápidas que se tienen en la actualidad para cambiar partes del cuerpo que generen inconformidades e inseguridades con respecto a nuestro aspecto.
Sin embargo, es importante tener presente dos cosas antes de elegir esta opción como solución. Lo primero es que, todos los seres humanos son distintos y tienen cualidades que les permiten distinguirse entre los demás, por lo es imperativo aprender a no compararnos, aceptarnos tal como somos y no intentar cumplir con patrones impuestos por la sociedad, ya que estos pueden cambiar de un momento a otro.
En segundo lugar, está el hecho de que si nos sometemos a un proceso tan invasivo como una operación, debe ser con la seguridad y convicción de que es por nuestro bien propio, y no para gustarle o satisfacer a alguien más. Esto se debe a que es nuestro cuerpo, y somos nosotros los que tenemos que sentirnos a gusto con nosotros mismos.
Refuerza la autoestima desde el interior
Para culminar, es importante que sepas la forma en cómo te sientas por dentro emocionalmente, se reflejará indudablemente en tu aspecto interior. Esto quiere decir que, si te sientes feo las personas en tu entorno te verán de esa misma manera, entonces surgen inseguridades tales como el no encontrar pareja porque se piensa que no vamos a gustar a nadie; mientras que también es posible que se reflejen las inseguridades en el ámbito laboral.

Por tal razón, lo mejor es aceptar que cada cuerpo es único y que son las virtudes y la personalidad lo que hace realmente hermosa a una persona. De este modo, si te sientes bien con quién eres y cómo eres, todos a tu alrededor lo notarán y te apreciarán por eso y no por tu apariencia, debido a que la belleza es realmente algo temporal.

Fuente psicocode.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *