Sección: Hoy te recomendamos | Medicina y Salud | No te lo puedes perder 26 noviembre 2019 10:00 am

10 maneras para deshacerte del peso de más

 

Todos hemos escuchado historias sobre el tipo que deja de beber refrescos y rápidamente baja de peso, como unos 5 kilos, en pocos meses. Aunque los resultados pueden parecer demasiado buenos para ser verdad, pequeños cambios en el estilo de vida pueden resultar en una gran pérdida de grasa.

Cuando se trata de perder peso, no necesariamente tiene que doler para que funcione. Digamos que bebes dos botellas de refresco al día, con aproximadamente 240 calorías cada una, y si simplemente cambias esa bebida por agua estarás reduciendo 3360 calorías por semana.

Incluso si no bebes refrescos, hay muchos hábitos simples y cotidianos que puedes seguir para perder peso. De hecho, Andy Yurechko, del Centro Médico de la Universidad de Augusta en Georgia, cree que las personas que hacen dieta con más éxito evitan las modas y se centran en prácticas sostenibles a largo plazo. “Un tipo de dieta más saludable es algo que pueden hacer todos los días de su vida. Por lo tanto, ayuda a que sea más fácil de hacer. Eso es exactamente lo que son estos pequeños cambios: ajustes saludables que pueden hacer en su rutina diaria que tienen la ventaja de ayudarlo a perder peso y deshacerse de sus barrigas sobresalientes”.

Toma nota: el punto no es hacer todo en esta lista de una vez. Comienza en cualquier lugar y agrega el siguiente pequeño paso cuando estés listo.

 

1. Ten un objetivo claro

Debe ser uno que cualquier persona en el mundo pueda medir y comprender. Escribe tu objetivo y mantenlo publicado en algún lugar como recordatorio cuando quieras darte por vencido. Si tienes una cantidad establecida de peso que te gustaría perder, súbete a la báscula antes de comenzar. Luego, pésate todos los días.

Los estudios demuestran que los pesajes diarios mejoran los esfuerzos para perder peso. Pero no obsesiones por el número, recuerda que no descifra entre la grasa y la masa corporal magra, pero puede ayudar a mantener las cosas “bajo control”.

 

2. Bebe los líquidos correctos

Primero, todos debemos beber mucha agua: el cuerpo la necesita para funcionar correctamente. Y hay una ventaja al hacerlo para aquellas personas que desean perder peso. La Dra. Brenda Davy y su equipo de la Universidad Virginia Tech descubrieron que dar a las personas 2 tazas de agua antes de cada comida resultó en una mayor pérdida de peso después de 12 semanas. La razón es bastante simple: te ayuda a llenarte para que comas menos. Si el agua simple no te gusta, intenta agregarle fruta fresca o bebe té. La investigación indica que beber té, negro, verde o blanco, también se asocia con un IMC más bajo y menos grasa corporal.

 

3. Disminuye o elimina los carbohidratos procesados ​​y la comida chatarra

No hacen nada por ti, sólo son favorables para ganar grasa, incluida la grasa del vientre. Si tiene problemas para manejar tu antojo por las papas fritas o las galletas, por ejemplo, mejor mantenlas fuera de la alacena de tu casa y fuera de tus cajones de la oficina. No se trata de fuerza de voluntad, se trata de ser realista. En cambio, compra snacks saludables para la guantera o el cajón del escritorio y estés preparado en todo momento.

 

4. Coma más frutas y verduras

Te llenan, te proporcionan mucha fibra y tienen pocas calorías. Si tienes problemas para comer verduras, comienza cada comida con una ensalada. La ensalada proporciona volumen para ayudar a llenarte, de esa manera comes menos calorías en general. También puedes probar este truco para obtener un día de verduras saludables en 14 minutos. No requieres de un batido.

Aunque algunas personas temen a la fructosa, la fruta no hará que aumentes de peso, y eso incluye las llamadas frutas con “alto contenido de azúcar” como los plátanos y los melones.

 

5. Levanta pesas

Desarrolla un plan de ejercicio que incluya pesos pesados. Construye más músculo, quema más calorías. Asegúrate de reducir el tiempo de descanso entre series, pues esto mantiene tu ritmo cardiaco elevado y provoca un aumento en las calorías quemadas.

 

6. Mantente activo para quemar más calorías

Esto significa no estar sentado frente a una computadora, TV, teléfono, etc. todo el día. Párate y quemarás más y serás más productivo. Sube las escaleras en lugar del elevador, también puede ayudar a quemar más calorías. Esto no hará que sustituyas tu rutina, pero de poquito en poquito todo suma cuando se trata de actividad física.

 

7. No hagas compras en el supermercado con hambre

Si lo haces, comprarás todo lo que se te antoje en vez de lo que realmente tienes en tu lista. Y la mayoría de las veces, los alimentos que compras cuando tienes hambre son los que sabotean tus esfuerzos para perder peso y no te ayudarán a deshacerse de esa panza.

 

8. Hornea, no frías

Ahorrarás calorías y reducirás el riesgo de una enfermedad cardiaca. También puedes probar con una freidora de aire, incluso puedes hacer pollo en ella. Incluso puedes usar el asador de tu patio trasero, pues la parrilla ofrece mucho sabor sin la necesidad de freír.

 

9. Come menos

Esto significa optar por un lado pequeño de papas fritas en lugar de grandes. Evite los buffetes e intenta dejar algo en tu plato al final de la comida. Cuando salgas a cenar, divide una comida con tu compañero de cena y omite el postre. Deja los pasteles, tartas y galletas como placeres ocasionales.

 

10. Cuando sea posible, camine o usa la bicicleta para ir a lugares cercanos

Obtendrás aire fresco, quemarás algunas calorías y aumentarás tu ritmo cardíaco. Compra un podómetro y apunta al menos a 10,000 pasos cada día.

Vía: Men’sHealth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *