Sección: De Todo un Poco | No te lo puedes perder 17 noviembre 2019 10:00 am

Consejos para tener una saludable jornada laboral

Las jornadas laborales pueden ser muy agotadoras, desde la travesía a la oficina, hasta la gran cantidad de trabajo que espera a ser resuelto. Todo puede pintar muy mal, pero si a eso le sumas malos hábitos, tu día puede llegar a ser desastroso.

Además, las obligaciones diarias durante el otoño suelen generar cansancio, apatía, mal humor o falta de sueño. A esto se le conoce como astenia otoñal. Lo importante es pensar que, sin importar la temporada, tu jornada laboral puede ser sana y tranquila si así te lo propones.

Recomendaciones

  1. Luz solar. La luz que nos brinda el sol suele ser la más saludable, eso sí, atenuada por cortinas o cristales tintados para modular la luminosidad. Si no hay luz natural en tu oficina, procura evitar las luces fluorescentes y elegir luces cálidas.
  2. Postura corporal. Si eres de los que pasan muchas horas en un escritorio, es importante que dispongas de muebles que promuevan una postura saludable. La mesa debe ser espaciosa, mientras que la silla debe tener reposabrazos y un respaldo flexible.
  3. Cuerpo activo. Cambiar de postura de forma frecuente o realizar ejercicios con hombros y cuello te ayudará a tener una buena salud cervical. Intenta levantarte y caminar cada cierto tiempo.
  4. Comida sana. Prepara comidas ligeras que no obstaculicen tu trabajo vespertino. De igual forma, evita la comida rápida y controla tu dieta. Lleva fruta para tener a la mano un refrigerio saludable.
  5. Sentidos. El ruido, el olor y la temperatura pueden afectar el bienestar y la concentración en el trabajo. Apuesta por las plantas aromáticas, éstas pueden ser una buena alternativa para añadir bienestar a tu jornada a través de su aroma.

Si te gustan las plantas, puedes incluir algunas en tu escritorio. No olvides que ayudan a reducir el estrés, alivian los síntomas depresivos y aumentan el optimismo.

Si sientes que tu jornada laboral afecta tu calidad de vida, considera hacer cambios más drásticos. En caso de ser necesario, solicita un día de home office para descansar. Mantén una buena comunicación con tus compañeros y expresa tus inquietudes cada vez que sea necesario.

Vía: ClikiSalud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *