Sección: Casos Cosas y Curiosidades | No te lo puedes perder 21 diciembre 2019 10:00 am

Qué hacer cuando no tienes dinero para pagar una deuda

Recuerda que tener un buen expediente en el Buró de crédito siempre será de ayuda para lograr tus metas, como comprar casa, auto o empezar un negocio. Una de las cosas que puede preocuparte si solicitaste un crédito y de pronto te quedas sin empleo o entrada de ingreso estable, es que te verías obligado a dejar de pagar la deuda, lo que sin duda traerá problemas a tus finanzas personales.

Si estás pasando por esta situación, hay algunas recomendaciones que puedes seguir para reducir el impacto en tu historial de crédito, para que en un futuro puedas regularizarte y recuperar la confianza de las instituciones financieras.
Tener un buen expediente en el Buró de crédito siempre será de ayuda para lograr tus metas, como comprar casa, auto o empezar un negocio.

De acuerdo con la comparadora Coru.com, si te retrasaste en un  pago o tienes una emergencia económica y no puedes pagar, esto es lo que debes hacer:
  • En cuanto sepas que no podrás cubrir un adeudo, abono o pago, ponte en contacto con tu banco y hazle saber tu situación. Pueden llegar a un acuerdo por medio del cual reestructuren el crédito y te den más tiempo para pagar, con cantidades menores.
  • Sin embargo, debes ser consciente que al alargar el plazo, es muy posible que aumenten los intereses y la cantidad final que pagarás.
  • Evita contratar un nuevo crédito para pagar el anterior. En tanto sea posible, no aceptes esta opción porque lo único que conseguirás es que la deuda original se vuelva más grande. Puede representar una solución momentánea, pero a la larga será perjudicial.
  • Bájale al consumo. Planifica tus gastos y elimina aquellos superficiales. Si le dedicas más dinero al pago de tu deuda, saldrás de ella antes.
  • No temas cambiar de institución. Si encuentras otra opción para trasladar tu deuda con un banco distinto y pagar en mejores condiciones (tasa de interés, plazo y montos de pago, cantidad final a pagar) no dudes en hacer un cambio.

Finalmente, recuerda que lo importante es que te pongas de acuerdo con el banco, que se vea tu disponibilidad para pagar. No te escondas; no cuelgues el teléfono apenas reconozcas que te llaman para solicitar información.

Vía: MiBolsillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *