Sección: Municipio de Durango 12 enero 2020 07:00 am

Nueva ciclovía, construida bajo normas internacionales

La construcción de la nueva ciclovía sobre avenida Laureano Roncal se realiza conforme al Manual Legislativo de Seguridad Vial de la Organización  Mundial de la Salud (OMS), enfocado a la seguridad de los usuarios de transporte no motorizado, según lo dio a conocer el Gobierno Municipal. Además, está apegado al Manual de Ciclociudades, creado por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) y la Interface for Cycling Expertise (I-CE) para impulsar el desarrollo de la movilidad en bicicleta en México. Incluso, por estudios de la UNAM para la creación de ciclovías en la Ciudad de  México y estados como Guadalajara.

Esto implicaría promover un uso más equitativo del espacio público, donde se priorice a los peatones y a los ciclistas, de acuerdo con la jerarquía de movilidad, tal como se hace en esta primera vialidad hecha a nivel de piso en Durango, informó el director de Obras Públicas, Rodrigo Mijares. El proyecto incluye la señalización vertical y horizontal, la pintura tipo TopSport con su recubrimiento para tener una mayor resistencia a la abrasión y al desgaste por el rodamiento de las bicicletas; colocación de botones, vialetas y señalización de calles aledañas para su precaución, explicó.

Tendrán una longitud de 1.65 kilómetros y un ancho de 2.20 metros, donde podrán circular bicicletas en ambos sentidos, desde Isauro Venzor hasta bulevar Felipe Pescador. Dentro los cruces, se colocará señalética en las calles perpendiculares para extremar las precauciones. Será parte de una Red de Ciclovías de 138 kilómetros que cruzará del sur de la ciudad hasta el norte, dentro del Programa de Infraestructura y Mejoramiento Urbano Sustentable (PIMUS), precisó.

En siguientes etapas, conectará con la ciclovía Domingo Arrieta y una más que transitaría del bulevar Manuel Gómez Morín hasta la Ciudad Industrial. Conforme al Manual Legislativo de Seguridad Vial, se crea un carril exclusivo para la circulación de bicicletas confinado a través de barreras físicas que separan el transito ciclista de la circulación motorizada.

Para evitar el congestionamiento vial, la calle Porras – a la altura de 20 de Noviembre, fue intervenida para abrir el paso a los automovilistas de sur a norte, desde Isauro Venzor hasta Felipe Pescador, afirmó el Director. La Dirección Municipal de Seguridad Publica realiza estudios para encontrar vialidades alternas como Regato, que podría cambiaría su circulación de sur a norte, como funcionaba hace algunos años.

Dentro de la socialización, vecinos solicitaron que se respetara el acceso a sus cocheras, los negocios pidieron sus lugares de estacionamiento, por ello el proyecto fue modificado para responder a sus demandas. Se acordó con los vecinos que los lugares de estacionamiento permanecerán y se respetarán los lugares de las viviendas.

Estudios revelan que los ciclistas consumen más en los negocios en sus traslados, ya que tienen un campo de visión superior que al de un vehículo que se traslada de un punto a otro, así se ha comprobado en otras ciudades donde se construyeron ciclovías, como Puebla, así como en países como Argentina, Holanda e Italia, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *