Sección: Hoy te recomendamos | Medicina y Salud | No te lo puedes perder 11 febrero 2020 10:00 am

Dietas Milagro: ¿Son realmente milagrosas o peligrosas?

Las dietas denominadas “milagro” prometen grandes beneficios en poco tiempo. Todas tienen defensores y detractores. Recuerda por ejemplo la dieta de la piña, la paleodieta, la dieta disociada… ¿Son realmente dietas milagrosas o pueden ser dietas peligrosas para tu salud?

 

Dietas milagro

Aunque no creas en los milagros, no podemos obviar que las “dietas milagro” existen y que te vas a encontrar muchas veces con dietas milagro de famosos, o dietas milagrosas para bajar peso en una semana o dietas milagrosas para bajar peso rápido. ¿Te suenan verdad?

Para evitar que cometas errores graves, es importante que NO te creas nunca:

  • Que una dieta va a conseguir resultados espectaculares en cinco días.
  • Que basarse en un solo alimento va a transformar tu cuerpo.
  • Que comer las cantidades que desees de un solo alimento es saludable.
  • Que restringir alimentos modificará tu cuerpo.
  • Que nunca más volverás a engordar.

 

Dietas milagro y ejemplos

Algunas dietas denominadas “milagro”, te pueden ayudar a bajar peso o volumen en un momento concreto pero que han de realizarse con precaución y durante unos pocos días como la dieta de la piña, la dieta de la manzana, o la dieta del pomelo.

Por ejemplo, la dieta del pomelo prohíbe los cereales, los almidones, las legumbres, y cualquier alimento lácteo. Introduce un pomelo o un zumo en cada desayuno y en cada cena y a partir del día tres también en el almuerzo.

El pomelo es fuente de vitamina C, vitaminas del grupo B y vitamina A.  Regula la tensión y es bueno para el sistema digestivo, para la formación de glóbulos blancos y evita la acumulación de grasas. Es decir, el pomelo es una fruta sana, pero por sí misma, no va a reducir tu peso y en una dieta sin lácteos, legumbres y cereales, el aporte de calcio y de proteínas se verá comprometido.

También hay otras dietas que se pueden llevar durante un tiempo más largo y que prometen igualmente resultados espectaculares que, como siempre, deben hacerte sospechar como por ejemplo:

  • La famosa dieta Dukan, que es una dieta proteica desequilibrada y monótona.
  • La dieta Atkins, que es una dieta hiperproteica y pobre en otros nutrientes como hidratos.
  • La dieta Rina, en la que se dividen los alimentos por grupos y sólo se ingieren alimentos de un grupo cada día.
  • La dieta Scardale, que también es una dieta restrictiva, hipocalórica e hiperproteica.

Una cosa es probar una dieta depurativa de un día, o hacer un semiayuno con frutas y verduras, que te limpien el organismo. Eso puede ayudarte en el comienzo de un plan de alimentación más sano y equilibrado.

Pero recuerda que una alimentación adecuada debe ser completa y variada y cambiar tus hábitos alimentarios nocivos, para que sea efectiva a la larga. Si no la frustración y la obsesión puede terminar produciendo trastornos en tu alimentación que mermarán tu salud.

 

 

Las dietas más peligrosas

  1. Dieta de la avena. Es una dieta que intenta eliminar toxinas y grasas saturadas, y promete un vientre plano y una cintura tonificada.
    Consiste en tomar avena en cada comida, mezclada con leche desnatada o agua. Se pueden comer verduras, frutas, queso fresco, nueces, café y té. No se toma carne, pescado, huevos, legumbres, patatas, u otro tipo de cereales.
    Es claramente restrictiva y es posible que al reducir la ingesta calórica de forma drástica se bajen algunos kilos, pero es una dieta que no se puede llevar más allá de una semana y que va a tener un efecto rebote muy importante.
  1. Dieta de la sopa de cebolla. Se utiliza para eliminar líquidos básicamente y tampoco se puede alargar más allá de 7 días, porque se pasa hambre, frío y produce cansancio y hasta mal humor.
    Se basa en una sopa realizada con cebolla, tomate, apio y repollo, que debe ser ingerida antes de cada comida. El primer día sólo se toman frutas poco dulces. El segundo sólo verdura. El tercero fruta y verdura. El cuarto plátanos y leche desnatada. El quinto pollo y tomate crudo. El sexto carne y verdura verde y el séptimo arroz integral.
  1. Dieta para adelgazar 5 kilos en tres días. Esta es una dieta totalmente restrictiva, en la que lo que se pierde es básicamente agua, no cambia ningún hábito y puede ser peligrosa. Además no funciona en un 60% de los casos y requiere de mucha fuerza de voluntad.
    Consiste en reducir al máximo las calorías durante tres días. Solo café negro o té, huevo cocido, brócoli, zanahorias, manzana, queso fresco y algún filete de carne magra. Y para aumentar las proteínas se toma una especie de helado hecho con claras de huevo, edulcorante y vainilla.

Sé más listo que el hambre y no hagas una dieta “milagro” sin consultar a tu médico.

Vía: AXA Health Keeper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *