Es común escuchar a personas que han aumentado la cantidad de alimentos que consumen en esta cuarentena. Si bien el aislamiento puede generar la sensación de hambre, debido a la ansiedad o al estrés, en realidad podría tratarse del trastorno por atracón.

Las personas con esta alteración comen sin tener apetito varias veces al día. Lamentablemente, es un trastorno que viene acompañado de otros trastornos, como depresión y ansiedad. De acuerdo con Clelia María García Silva Herrera, especialista en psicología por la Universidad de Guadalajara, el trastorno por atracón está incluido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM, por sus siglas en inglés).

Síntomas

  1. Comer mucho más rápido de lo normal.
  2. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
  3. Comer grandes cantidades de alimentos a pesar de no tener hambre.
  4. Comer a solas por sentimientos de vergüenza y sentirse culpable después, entre otros.

Como parte del tratamiento para las personas con este padecimiento, se encuentra el seguimiento de programas convencionales de reducción de peso corporal basados en técnicas conductuales. Si sientes que no puedes controlar tu forma de comer, comunícate con un especialista.

Vía: ClikiSalud