Sección: Cultura General | No te lo puedes perder 17 septiembre 2020 09:00 am

17 de septiembre: Día Mundial de la Seguridad del Paciente

El 17 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Seguridad de los Pacientes, proclamado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de conseguir que la atención sanitaria no cause daños a ninguna persona.

Hoy en día, aún se producen en el mundo muertes y daños a las personas a causa de la propia atención sanitaria, ya sea debido a errores, falta de inversión o por falta de una cultura de la seguridad de los pacientes. Los diagnósticos incorrectos o tardíos son una de las causas más frecuentes de daño a los pacientes.

También las infecciones contraídas en los hospitales afectan aproximadamente al 10% de los hospitalizados. Esta circunstancia se puede evitar con una buena higiene de manos.

En 2020, la campaña se centra en la seguridad del personal sanitario en la crisis del COVID-19

En 2020, la seguridad de los pacientes se ha visto comprometida por la pandemia mundial de COVID-19, que ha evidenciado las dificultades a las que se enfrentan los trabajadores sanitarios.

Por ello, el tema para 2020 es: “Seguridad del personal sanitario: Una prioridad para la seguridad de los pacientes”. El lema: “Personal sanitario seguro, pacientes seguros”.

Algunos datos escalofriantes sobre la seguridad de los pacientes

  • Se estima que alrededor de 143 millones de personas en el mundo sufren daños cada año como consecuencia de la falta de seguridad en la atención hospitalaria. La mayoría de los casos se producen en países de ingresos bajos.
  • Como consecuencia de la falta de seguridad de los pacientes se producen en el mundo alrededor de 2,6 millones de muertes anuales.
  • Cuatro de cada diez pacientes de los servicios de atención primaria sufren daños. El 80% de estos casos son prevenibles.
  • La falta de seguridad de los pacientes causa un gasto hospitalario del 15% del presupuesto.

¿Cómo se puede mejorar la seguridad de los pacientes?

Se trata de generar una cultura de la seguridad en el ámbito sanitario y para ello serán importantes todas las conductas que traten de reforzar esta seguridad. Por ejemplo:

  • Si eres paciente o cuidador, siempre implícate en tu atención, haz preguntas, comunícate con el doctor o la enfermera. Explica tu historial médico, aunque se supone que ya lo puedan tener en el hospital o centro ambulatorio.
  • Si eres profesional sanitario, anima a los pacientes a implicarse en su propio cuidado, promueve una cultura de la seguridad, anima a la comunicación abierta con el paciente y sus familiares.
  • Los dirigentes políticos deben dirigir sus inversiones a la seguridad del paciente, ya que reducen el gasto sanitario en última instancia. Además, esta inversión salva vidas y genera confianza. La seguridad del paciente debe ser una prioridad sanitaria nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *