Sección: De Todo un Poco | Hoy te recomendamos 27 septiembre 2020 01:00 pm

Señales en tu cuerpo que indican exceso de estrés

Situaciones que no podemos controlar o que están fuera de nuestra zona de confort suelen causarnos estrés, pero además de la molestia en el momento, puede prolongarse el sentimiento causando afecciones en tu salud.

Con base en un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, en 2019, al menos 35% de los mexicanos de entre 29 y 45 años de edad se consideran adictos al trabajo, lo cual agudiza el pico en síntomas emocionales y físicos.

El estrés se ha vuelto un síntoma “normal” en nuestra vida diaria, pero es importante saber controlarlo, meditar y encontrar las mejores soluciones ante problemas o condiciones que se nos presenten. Estos son algunos síntomas que expresa tu cuerpo y a los que es necesario prestar atención.

1. INSOMNIO

Es un trastorno del sueño habitual que afecta en un mayor porcentaje a hombres. Se manifiesta como la dificultad de conciliar el descanso óptimo. Puede dividirse en agudo, subagudo y crónico.

Las personas que lo padecen deben evitar consumir cafeína, nicotina y alcohol. Asimismo, deben comer ligero horas antes de acostarse, asegurarse de que el lugar de descanso tenga una luz mínima, temperatura neutral y casi nada de ruido.

2. CASPA

El estrés causa que las defensas naturales de tu cuerpo se debiliten ocasionando que no pueda lidiar contra la malassezia globosa, un hongo que todos tenemos en nuestro cuero cabelludo, ocasionando inflamación, enrojecimiento y/o picazón.

Esa señales se mandan al cerebro y este actuará enviando la orden de mudar las células de la piel a una mayor velocidad, esas serán las escamas y residuos blancos que verás sobre tus hombros. Soluciona este tipo de afecciones con productos cosméticos que cuenten con una eficacia comprobada.

3. PÉRDIDA O GANANCIA DE PESO

En primer instancia puedes perder peso ya que el apetito disminuye o por pensar en esa situación frustrante simplemente se te olvida comer. Por el contrario, las ansias que acompañan el estrés puede hacer que no dejes de estar consumiendo comida, sobre todo aquella que es rica en calorías. Hacer un poco de yoga o tus ejercicios preferidos ayudarán a que liberes ese estrés acuamulado, a relajarte y equilibrar tanto tu mente como tu cuerpo.

Ahora que ya conoces cómo reacciona tu físico, enfócate en las soluciones y sigue disfrutando.

Vía: esquirelat.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *