Sección: Información Oficial 3 septiembre 2014 03:10 am

Secundaria Técnica 57 ganó el Primer Concurso de Teatro Intersecundarias

teatro intersecundarias

Oscar Luna, Flor Esthela Campos Domínguez, Miriam Lizeth Ríos Carrillo, Angie Rodríguez Méndez, Alejandra Daniela Solís Martínez, Nahomi Alejandra Almaraz Campa, Esteban Villalobos, Valeria García Silva y Lizbeth Vargas, conforman el cuerpo de actores representantes de la Escuela Secundaria Técnica #57 de la Colonia Azcapotzalco, quienes ganaron el “Primer Concurso de Teatro Intersecundarias”, con la puesta en escena “Curva peligrosa”.

Convocado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) y el Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED), a través de la Dirección de Vinculación y el Programa de Desarrollo Cultural para la Juventud (PDCJ), así como la Secretaría de Educación del Estado de Durango (SEED), el “Primer Concurso de Teatro Intersecundarias”, entregó un premio en metálico de cinco mil pesos.

En la ceremonia de premiación se anotó la presencia de Adolfo Núñez García y Emma Carmona Díaz, Director y Subdirectora de la Escuela Secundaria Técnica #57, Armín Arceo Preza, Coodinador de Actividades Académicas y Ahmed León Fernández, Director de Vinculación del ICED, quien al hacer uso de la palabra expreso el beneplácito del Gobernador del Estado, Jorge Herrera Caldera, sobre este tipo de proyectos que acercan a los jóvenes a las actividades artísticas.

Dirigida por Silvia Romero, la obra de teatro escrita por Pilo Galindo narra la trágica historia de tres amigos que cursan la secundaria (Adrián, Corina y Carlos), adolescentes que disfrutan la vida y su amistad, juntos descubrirán y experimentaran todo aquello que por su edad les está prohibido, prueban el alcohol, el tabaco y las drogas, también descubren lo que es el amor y enamorarse por primera vez.

Corina y Carlos se hacen novios, pero por su inexperiencia, ella resulta embarazada y se les viene encima una avalancha de problemas con su familia, sus maestros y compañeros de escuela, en una de sus tantas escapadas juntos para divertirse, Carlos, con algunas copas de más, toma el carro de su hermano y lo conduce a exceso de velocidad, sin imaginarse que tragedia los acecha en la próxima curva de la carretera.

En la carretera de la vida hay una curva peligrosa, que de no pasarla con las debidas precauciones puede resultar fatal, esta “curva peligrosa” es la etapa de la adolescencia, ese periodo de transición de niño a joven, donde el individuo empieza a experimentar sensaciones que, sin la guía y apoyo adecuado lo pueden desorientar y hacer perder el rumbo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *