Sección: Información Oficial 16 octubre 2014 07:58 am

La tradición y belleza de los tambores japoneses sorprenden a Durango

Tokio Dageki Dan se presentó el pasado martes en el Festival Internacional Revueltas 2014.

La tradición y belleza de los tambores japoneses sorprenden

Durango se rindió ante Tokio Dageki Dan, al inicio del espectáculo los integrantes de este espectáculo llegado desde Japón hasta el Festival Internacional Revueltas 2014, hicieron su aparición entre las hileras de asientos, con tambores gigantescos colgados a su cuello y hasta llegar al escenario.

“Buenas noches Durango, esperemos que les guste nuestra música, nosotros somos Tokio Dageki Dan” dijo uno de los integrantes del show. Acto seguido, hizo una presentación de cada uno de los miembros del grupo y concluyó con una reverencia a la numerosa audiencia congregada en la plaza IV Centenario.

Temas con ritmos autóctonos, canticos y flauta tradicional se unieron a este espectáculo que transportó a los duranguenses hacia el Japón milenario con sonidos simples, pero poderosos, que hicieron que el público emprendiera una mística travesía directo a la tierra del sol naciente.

Los miembros de Tokyo Dageki Dan hicieron gala de una impresionante destreza y energía para producir esa música que fascinó a los duranguenses, así mismo divirtieron a la audiencia con cortas escenificaciones y uno que otro truco de malabarismo durante sus ejecuciones. Todo el espectáculo fue una muestra de concentración, disciplina y talento por parte de los japoneses, del grado de sofisticación que alcanza el arte sin tiempo como apuesta al futuro. Es una música arraigada a la tierra, al latir del corazón y al ritmo natural de las cosas, que no teme abrirse a variadas experiencias.

Japón dejó un excelente sabor de boca entre los duranguenses con su participación en el Festival Revueltas 2014, a decir del director de Tokyo Dageki Dan, pretende romper con el estigma de que Japón es sólo un país callado; y así fue, Japón se levantó como una nación vibrante llena de ritmo y tradición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.