Sección: Hoy te recomendamos | Información Oficial 5 noviembre 2014 07:40 am

Obra de Silvia Molina será objeto de estudio en taller literario del ICED

El día de hoy el taller de lectura y escritura creativa estudiará a la autora mexicana.  

silvia molina

El taller de lectura y escritura creativa, realizado por el Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED), mediado por Rolando Muñoz tomará como objeto de estudio en su sesión de esta semana la novela “La mañana debe seguir gris” de la renombrada autora mexicana Silvia Molina. La cita es el día de HOY, 5 de Noviembre de 17:00 a 20:00 horas, en la Sala de Lectura “Quetzalcóatl”, ubicada en la cafetería del Museo de Historia y  Arte “El Palacio de los Gurza”. Como siempre el taller está abierto al público en general, sin ningún costo
El libro narra la peculiar historia de una joven mexicana que viaja al extranjero motivos de estudio. Durante su estancia en Londres, por causas del destino, conoce al amor de su vida. Al principia ella no demuestra interés en él, inclusive pareciera no le agrada de la manera que él quisiera, no obstante poco a poco se van se acercando hasta enamorarse por completo; sin embargo por diferentes razones su amor resulta imposible.
Él es un poeta, una persona que no puede estar en encierro, gracias a una beca le es posible estudiar en diferentes lugares del mundo.  Ella es una jovencita a la que le resulta desconocido el nuevo ambiente en el que vive, no se siente parte Londres, además se encuentra bajo el  férreo cuidado de su tía.  Ella encontró seguridad en el joven poeta, se siente protegida a su lado y él, un eterno soñador siente la necesidad de mostrarle el mundo a esa niña inocente e indefensa.
En el sitio web oficial de la autora describen las páginas de esta novela como una narración desenfada y fresca,  una insólita historia de amor, que es a la vez la reiterada historia de amor de los clásicos, contemporáneos e inimaginables amantes por venir. El libro es sencillo y emociona tanto por su espontaneidad como por lo que se empeña en sugerir, en no dar, en callar. Esta novela le valió a Silvia Molina el premio Xavier Villaurrutia en el año de 1977.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *