Sección: Cultura General 7 marzo 2018 05:00 pm

¿Cómo calcular los intereses de tu tarjeta de crédito?

¿Sabes cómo se calculan los intereses de tus tarjetas de crédito? De acuerdo con Resuelve tu Deuda, el desconocimiento sobre cómo funcionan este tipo de herramientas es uno de los factores que provoca el endeudamiento.

Para no desfalcarte es importante que conozcas este procedimiento.

 

De hecho, según un reporte de la empresa tecnológica de servicios financieros, ocho de cada diez clientes desconocen la manera correcta de calcular los intereses de su tarjeta, razón por la cual explica que existe un sobreendeudamiento en créditos al consumo por 140 mil pesos en promedio.
Kathy Quintero, vocera de la reparadora de crédito, establece que muchas veces los usuarios se olvidan que la tarjeta no es una extensión de su salario, y si no liquidan a tiempo sus deudas, los intereses se van acumulando hasta llegar a un punto insostenible. Las tasas de interés que cobran los bancos en tarjetas de crédito van desde 24.5% hasta 63.5% anual, de acuerdo con cifras del Banco de México.
Primero que nada, debes saber que los intereses no sólo se aplican al saldo insoluto, es decir, a lo que quedó sin cubrirse, para saber cuánto es lo que el banco aplica a quienes no son totaleros, se necesita conocer la tasa de interés mensual y el saldo promedio diario, dijo la directiva de Resuelve Tu Deuda.
¿Dónde encontrar esos datos? Ambos aparecen en el estado de cuenta, pero para calcular el primero se debe dividir la tasa anual entre 12. Mientras que el saldo promedio diario es la suma de la cantidad que se debe al banco diariamente en el periodo marcado, dividido entre el número de días del mismo, de tal manera que el resultado de la tasa de interés mensual por el saldo promedio diario es el interés ordinario.
Pero eso no es lo único que cobra el banco cuando se tiene una deuda, ya que también aplica el IVA sobre la suma del interés ordinarios más las comisiones de la tarjeta. Por ello, es importante verificar qué monto pide la entidad financiera por motivo de anualidad, retiro de efectivo, falta de pago o reposición, entre otros.

 

Fuente www.msn.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *