En tu cerebro, las secuelas del rechazo romántico pueden parecerse a la abstinencia de cocaína. “Así que date tiempo para aclarar tus ideas”, sugiere el psicólogo Gary Lewandowski, Ph.D. Pasa tiempo al aire libre: toma caminatas, haz camping, sube una montaña. En una encuesta finlandesa las personas que pasaron tiempo en la naturaleza reportaron un mejor bienestar emocional.

2.- Toma una cerveza con un amigo

Todos hemos visto rupturas en nuestro círculo de amigos, a veces meses antes de que sucedan. “Los amigos pueden ayudarte a ver un panorama más amplio”, dice Lauren Howe, autora de un estudio de Stanford sobre relaciones fallidas. Pregúntale a tus camaradas qué pudo haber salido mal, pero solamente una vez. Porque si es de lo único que hablas, pronto te verás solo.

3.-Recuerda tu vida anterior

Buenas noticias: antes de formar parte de una pareja, eras un ser humano funcional con pasatiempos, bebidas, autores y bandas favoritas. ¿Recuerdas a ese chico? Sé él. Si lo hiciste antes, hazlo de nuevo. Piensa en las cosas que no has realizado o que no podías hacer con tu ex —como salir de madrugada, ver maratones de series policiacas, un road trip, hacer ejercicio— y hazlo.

4.-Haz una pausa para reflexionar

El simple hecho de pensar en tu ruptura puede impulsar a tu recuperación, de acuerdo con una Investigación de la Universidad de Arizona. Toma 10 minutos cada día para reflexionar. Está bien repasar tus hábitos o rasgos que te molestan. “De hecho, el reconocimiento de estos puede ayudarte a prevenir que te pase de nuevo”, dice Scott Stanley, Ph.D., de la Universidad de Denver.

5.- Habla con mujeres

Pero no sobre tu ex. “Sabemos que encontrar una nueva pareja es útil”, dice el psicólogo y experto en relaciones, Gary Lewandowski, Ph.D. “No existe una solución cien por ciento efectiva para todos. Pero aquí hay algo de ciencia a tu favor: siete u ocho veces de cada 10, el encontrar una nueva y significativa relación ayuda a superar la anterior”, agrega. Al menos, te distraerás.