Sección: De Todo un Poco 24 marzo 2018 04:00 pm

¡Prepára tu auto para la carretera!

Cuando salimos a carretera nuestro coche experimenta un desgaste mayor a lo acostumbrado, pues trabaja por periodos de tiempo más largos, exponiendo a que algún componente dañado o en mal estado, sobre todo las partes móviles que están en constante desgaste, den de sí; estamos seguros de que no te gustaría quedarte varado en medio de la nada mientras tus acompañantes te reclaman con la mirada.

Así que lo primero que debemos hacer es dedicarnos a los componentes que requieren más tiempo para ser inspeccionados antes de subir las maletas a la cajuela.

TOMA NOTA

Las llantas son las únicas partes del auto que tienen contacto con el camino, así que debemos asegurarnos de que, tanto la banda de rodamiento como el resto de su estructura, se encuentren en condiciones de soportar un viaje.
Una llanta desgastada aumenta considerablemente la distancia de frenado, y si a eso le sumamos el peso de los ocupantes y del equipaje, podría provocar que el neumático estalle debido al calor de la fricción con el asfalto y a la presión del aire del interior, sin olvidar la poca adherencia que tendremos, sobre todo en condiciones de lluvia.
No comprometas tu seguridad y la de los tuyos y cámbialas si presentan estos síntomas; verifica que queden alineadas y balanceadas para que la pisada sea pareja. Lo siguiente es verificar el sistema de frenos, ya que se trata de uno de los componentes más importantes, pues de ellos depende que el auto se detenga. Lo recomendable es revisar el desgaste de las balatas y, a partir de ello, determinar si es necesario cambiarlas por unas nuevas, en caso de que el espesor sea menor a tres milímetros, o sólo limpiarlas y ajustarlas.

Esto es lo que debes revisarle a tu auto para dejarlo listo para la carretera

Otro aspecto importante es revisar las condiciones de los amortiguadores, que no tengan fugas de aceite o que ya estén vencidos, así como la lubricación de las horquillas, rótulas y demás componentes de la suspensión y la dirección.
Toma en cuenta que un juego de amortiguadores en mal estado o algún otro elemento que tenga juego, comprometerá la estabilidad del vehículo, sobre todo al momento de tomar una curva.
Verifica que las mangueras por las que circula el líquido refrigerante del motor al radiador no estén agrietadas, pues podrían romperse debido a las altas temperaturas producidas por el trabajo continuo del propulsor.

Finalmente observa que las bandas que impulsan al generador, alternador, la bomba de agua y el aire acondicionado no presenten grietas o estén deshilachadas, ya que también podrían romperse debido a la tensión.

Fuente www.msn.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *