Sección: De Todo un Poco 18 julio 2018 04:00 pm

Apartheid en Sudáfrica: La institucionalización del racismo

En la imagen, un joven negro, en un acto de resistencia a las políticas de apartheid de Sudáfrica, monta un autobús restringido solo a los blancos en Sudáfrica durante 1986.

 

Sudáfrica fue convertido en un espeluznante laboratorio racial, con dimensiones políticas, jurídicas, económicas, sociales y culturales.
El 9 de noviembre de 1976 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de octubre como el Día de la Solidaridad con los Presos Políticos de Sudáfrica, con el objetivo de reiterar la solidaridad con todos los hombres y mujeres que fueron víctimas de las políticas de segregación racial que estuvieron vigentes hasta 1990 en Sudáfrica.
El apartheid, sistema impulsado e institucionalizado por descendientes de los antiguos colonos holandeses, consistió en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o de recreo, para los diferentes grupos raciales, en el poder exclusivo de la raza blanca para ejercer el voto y en la prohibición de matrimonios o incluso relaciones sexuales entre blancos y negros.

En la imagen se lee “entrada solo para (personas) no blancas”color.

 

Desde 1952, la Asamblea General de las Naciones Unidas condenó anualmente el apartheid por contravenir los artículos 55 y 56 de la Carta de las Naciones Unidas.
La Convención sobre el Apartheid fue aprobada por Asamblea General el 30 de noviembre de 1973 por 91 votos a favor y los votos en contra de los gobiernos de Estados Unidos de América, Portugal, el Reino Unido y Sudáfrica.
>> Vicepresidente de EE.UU. abandona juego por protesta de jugadores
Este organismo condenaba los “actos inhumanos cometidos con el fin de instituir y mantener la dominación de un grupo racial de personas sobre cualquier otro grupo racial y de oprimirlo sistemáticamente”.
De esta manera, se acordó la deposición de las políticas represoras con el presidente de Sudafrica, Frederik de Klerk, quien tomó medidas producto de presiones políticas locales e internacionales. Entre las medidas, se accedió a la liberación del líder social Nelson Mandela, que estuvo preso desde el año 1964 por luchar contra las políticas segregacionistas.

Libro de tránsito que los negros debían portar en el país.

 

En el año 1994, Mandela asumió la presidencia de Sudáfrica, convirtiéndose en el primer presidente de color en un país en que los negros jamás dejaron de luchar contra la opresión, y en el que fueron atacados con látigos, cárceles y fusiles.

Fuente www.telesurtv.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *