Sección: De Todo un Poco

Contratar personas de la tercera edad tiene beneficios fiscales

Contratar personas de la tercera edad tiene beneficios fiscales

Hay dos esquemas de deducción que puedes usar al contratar personas de la tercera edad.
Los adultos mayores y los discapacitados con frecuencia sufren dificultades para encontrar empleo. Para ayudar a revertir esta situación, el gobierno ofrece algunos estímulos fiscales a los empleadores que se decidan a contratar personas de la tercera edad o discapacitadas.
Tanto en el caso de una persona discapacitada como en el de un adulto mayor, la Ley del ISR, en su artículo 186, contempla que pueden deducirse el total de las retenciones de impuesto sobre la renta realizadas sobre los ingresos de los trabajadores, siempre que el trabajador esté dado de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y se haya obtenido del Instituto el certificado de discapacidad del trabajador.
Adicionalmente, en la Ley de Ingresos de la Federación, desde 2016 está la alternativa de deducir el 25 por ciento del total de los ingresos de las personas con discapacidad. Esta opción no está contemplada para los adultos mayores.
Esto es un problema si un empleado de la tercera edad tiene ingresos menores a los 38 mil pesos, pues en ese caso las retenciones de ISR son menores al 25 por ciento al que podría optarse según lo dicho por la Ley de Ingresos de la Federación; por ende, en estos casos la deducciones son menores bajo el esquema de la Ley del ISR que bajo el de la de Ingresos.
Esto resulta incongruente si consideramos que que los adultos mayores con frecuencia padecen algún tipo de incapacidad. Mismas que, al ser consideradas leves por el IMSS, muchas veces no son consideradas meritorias de la deducción del 25 por ciento contemplado en la Ley de Ingresos.
Milos Mendoza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *