Sección: Casos Cosas y Curiosidades 20 septiembre 2018 04:00 pm

Remedios caseros para el susto

 
El susto es un estado psicológico y físico que afecta a las personas como consecuencia de un impacto o sorpresa grave o fuerte, generalmente desagradable y que presupone que podría causarle daño al cuerpo o que está relacionado con alguna noticia negativa, sin embargo es necesario tomar medidas que ayuden a contrarrestar los efectos rápidos del mismo con la finalidad de no caer en más efectos que afecten nuestra salud.
Las personas que sufren de susto tienden a tener algunos síntomas de manera posterior en su salud y estado de ánimo, lo cual sino se atiende podría afectar aun más el estado saludable de la persona.
De entre los efectos del susto se encuentra el incremento o disminución de la presión arterial, desmayos, nauseas, mareos, subida o baja de azúcar en la sangre, depresión, falta de apetito, sueño, entre otros más.
Un susto puede ser ocasionado por una mala noticia, un accidente, asalto, robo, ver o presenciar algo, etc.
Muchos casos de diabetes están relacionados con el susto y se dice que es por que con la fuerte impresión o sorpresa el cuerpo deja de producir insulina de forma momentánea, la cual provoca que los niveles de azúcar en la sangre aumenten y en algunos casos afecten a algunos órganos internos del cuerpo y al sistema inmunológico.
A continuación les dejamos unos consejos y remedios populares para el susto:
Evita comer cosas dulces. La persona asustada no debe comer cosas dulces hasta pasar las 8 o 24 horas.
Evitar tomar agua dulce o simple en 1 hora. Debido al impacto causado, se recomienda no ingerir bebidas de este tipo por lo menos durante la primera hora en la que pasó el suceso.
Relajarse y platicar lo sucedido. La persona debe de calmarse y tratar de entender lo sucedido, debe de buscar apoyo psicológico o contarle lo que pasó a alguien que le tenga confianza.
Comer bolillo (pan de sal). Este ha sido un remedio que mucha gente ha utilizado por años y continúa utilizando, debe de comerse al menos la mitad de un bolillo o telera así sola.
Tomar un trago de alcohol. Otro remedio es tomar un trago o copita de alcohol, ya sea tequila, mezcal, aguardiente, whisky o lo que se tenga a la mano, a excepción dela cerveza y las bebida que ya vienen preparadas en latas o que son dulces.
Evangelios. En la religión católica existe algo que se le llama rezar los evangelios a una persona, consiste en llevar a la persona afectada a la iglesia y pedirle al sacerdote que le recen los evangelios y explicarle lo sucedido. Esto es para tranquilizar a la persona o a las niñas y niños haciéndoles sentir que están protegidos y que no deben de temer, lo importante en esto es que la persona tenga fe.
Bueno pues estos son algunos remedios caseros y fáciles para evitar el susto.

Fuente https:/Remedios caseros para el susto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *