Sección: De Todo un Poco 15 noviembre 2018 04:00 pm

El 15 de noviembre se celebra el Día de la Escucha

La mitad de los adolescentes que llaman al
Teléfono de la Esperanza lo hacen sólo para
desahogarse o tener alguien que les escuche

Cada vez es mayor el número de padres que reconocen: “Tenemos serios problemas para comunicarnos con nuestro hijo adolescente”. Muchos padres asisten desconcertados a la transformación de sus hijos, que durante la adolescencia se convierten en unos ?desconocidos? a cuyo despertar sexual no saben cómo hacer frente, que hacen de la trasgresión de la autoridad una bandera y de la fidelidad al grupo de amigos una religión.
A su vez, cuatro de cada cinco adolescentes en España sienten cierto distanciamiento de sus padres porque creen que ?no les comprenden? o ?ni siquiera les escuchan?  y que, por tanto, ?no merece la pena hablar con ellos de sus problemas?.
De las llamadas atendidas en 2007 por los voluntarios de los 24 centros del Teléfono de la Esperanza en España, se desprende que el 46,6% de los llamantes de hasta 20 años de edad sólo llama para poder desahogarse o tener alguien que les escuche, mientras que un 32,3% lo hace para solicitar orientación respecto a algún problema.
En cuanto a los tipos de problemas que motivan las llamadas de los adolescentes, priman los de índole psicológica (en un 47% de los casos), entre los que destacan los trastornos de ansiedad, los estados deprimidos, el sentimiento de soledad y la incomunicación.
En realidad, la mayoría de las personas que se sienten ?incomunicadas? no lo están en sentido estricto, lo que sucede es que la comunicación profunda y auténtica va dando paso a otra, funcional, para salir del paso, en la que el ?peso? de los sentimientos es cada vez menor y donde apenas se escucha al otro.
El sentirse escuchado es fundamental para el equilibrio psicológico del ser humano en cualquier momento de la vida, pero mucho más en los procesos de desarrollo emocional como la adolescencia.
A escuchar se aprende en el grupo más primario; es decir, fundamentalmente en la familia. Y este aprendizaje es de tal modo que, si una persona no se ha sentido escuchada y valorada en la infancia y en la adolescencia, muy difícilmente escuchará de verdad a las demás personas cuando sea adulto.
El 34,9% de las llamadas de adolescentes motivadas por
problemas de relación tienen que ver con
conflictos con el padre o la madre
Los diferentes puntos de vista de adolescentes y de padres y educadores originan con frecuencia conflictos que a veces dificultan considerablemente las relaciones personales. De hecho, el segundo tipo de problemas que provocan más llamadas de los adolescentes al Teléfono de la Esperanza son los conflictos relacionales (31,9% de las consultas telefónicas), muy por delante de problemas asistenciales, jurídicos, etc. Estos conflictos se producen en un 34,9% de los casos con el padre o la madre y en 33,7%, con el novio, la novia o la pareja. Asimismo, en un 8,4% de las ocasiones el problema de relación del adolescente tiene que ver con un amigo o compañero de colegio y en un 5,4%, la  causa de la llamada es una disputa con un hermano o una hermana.
Por esta razón y con motivo del Día de la Escucha, que se celebra el sábado 15 de noviembre, el Teléfono de la Esperanza ha elegido este año el lema ?a la escucha del adolescente? para estimular a los padres y a los educadores a que fomenten el diálogo y la escucha en el ámbito familiar y educativo.

Asimismo, el Día de la Escucha tiene como objetivo sensibilizar a toda la sociedad sobre los efectos beneficiosos para todos que tiene la promoción de una ?cultura de la escucha?, indisolublemente ligada a la cultura del respeto al otro y al que piensa distinto. Porque sólo a través de la escucha respetuosa es posible establecer relaciones positivas y constructivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *