Sección: Cultura General 24 noviembre 2018 05:00 pm

Los clásicos y la filosofía de la vida

 En junio de 1999, el filósofo Loui Marinoff revolucionó a la opinión pública con su libro Más Platón y menos Procaz. El autor, que pertenece a la corriente de los denominados “filósofos prácticos” ofrecía a los lectores una serie de pautas para abordar las cuestiones cotidianas desde una perspectiva filosófica.

La obra de Marinoff, muy próxima a los que conocemos como libros autoayuda, se convirtió en un auténtico bestseller.  El autor acercaba a los lectores al pensamiento de grandes filósofos de la historia, como Sócrates, Platón o Kant, con la finalidad de ayudarlos a alcanzar un mayor equilibrio interior.

Lo cierto es que la filosofía y la vida cotidiana han tenido siempre vínculos estrechos. Los grandes maestros del pensamiento vivieron hace más 2.500 años, pero el sentido de su obras continúa vigente. Es la filosofía de la vida. Por mucho que pasen los años, los interrogantes vitales siguen siendo los mismos.
Sócrates
Este filósofo griego, maestro de Platón, es el autor de la frase “yo solo sé que no sé nada”. Su método de trabajo se basaba en la llamada mayéutica, que consistía en mantener largas conversaciones con jóvenes aristócratas o gente común para intentar demostrar que nadie está en posesión de la verdad.
Pero al margen de este planteamiento, Sócrates también dejó otras teorías muy útiles para la vida diaria. Una de ellas tiene que ver con la austeridad y la contención del gasto y otra habla de la necesidad de respetar las leyes, por muy perjudiciales que nos puedan resultar. Hay que recordar que Sócrates estuvo condenado a muerte y que rechazó un intento de fuga planeado por sus amistades por considerar que la ley estaba por encima de todo.
Platón
En su obra La República, Platón plantea un mundo ideal en el que cada estamento (filósofos, soldados y productores o pueblo llano) cumpla con sus obligaciones y colabore para procurar un bienestar común. En su mundo, los filósofos ejercían el poder, pero no podían acumular posesiones de ningún tipo. Los soldados tampoco tenían derecho a posesiones, lo que garantizaba una actitud ecuánime y evitaba la corrupción.
Otros planteamientos de Platón hablan de la honestidad y de la importancia de trabajar en equipo, asumiendo tareas para las que estemos realmente capacitados.
Heráclito
Damos un salto en el tiempo y nos trasladamos todavía más atrás, al siglo V antes de Cristo. En aquella época Heráclito formuló su teoría del Panta Rei, que en griego clásico quiere decir “todo fluye“. Con estas palabras, el filósofo nos habla de la impermanencia de las cosas: no podemos bañarnos dos veces en el mismo río porque el agua está en continuo movimiento. El pensador nos transmite la importancia de relativizar, de no desesperarnos ante la adversidad porque todo acaba pasando, por duro que parezca.
Y acabamos con algunas frases de Aristóteles, maestro de la lógica. Él acuñó expresiones que pueden sernos útiles, como “la verdadera felicidad es hacer el bien”,  “el ignorante afirma; el sabio duda y reflexiona” o “lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama”.

Fuente psicocode.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *