Sección: Cultura General 5 junio 2019 03:00 pm

5 DE JUNIO, DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

 En 1972, durante la apertura de la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Humano, la Asamblea General de Naciones Unidas estableció el Día Mundial del Medio Ambiente, considerado en la actualidad como el mayor evento internacional en beneficio del ambiente, impulsando, incluso, acciones políticas en esta materia.
El lema del Día Mundial del Medio Ambiente para este año es Piensa, Aliméntate, Ahorra, y consiste en una campaña del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) que busca reducir la cantidad de comida desechada y desperdiciada en el mundo.
Según la FAO, alrededor de una tercera parte de los alimentos producidos para consumo humano se pierde o desperdicia en todo el mundo, esto es equivalente a cerca de 1 300 millones de toneladas de alimentos al año.
Este desequilibrio conlleva efectos adversos para el ambiente, ya que si desperdiciamos comida, significa que todos los recursos empleados para producirla también se desperdiciarán. Al ocupar un 25% de la superficie habitable, un 70% de consumo de agua, ser responsable de un 80% de la deforestación y un 30% de la emisión de gases, la producción mundial de alimentos es una de las actividades que más propician los cambios de uso de suelo y por tanto la pérdida de biodiversidad.
La campaña Piensa, Aliméntate, Ahorra del PNUMA y la FAO comparten los siguientes consejos para reducir el gasto en alimentos y la huella alimentaria:
Haz tu compra inteligente. Planifica tus comidas y usa listas de la compra, esto evitará las compras compulsivas. No caigas en la trampa publicitaria de adquirir más cosas de las que necesitas.
Consume fruta “fea”. Gran cantidad de frutas y vegetales son desperdiciados por su forma, tamaño o color. Comprando estas frutas en cualquier punto de venta consumes fruta que, de otra forma, sería desechada.
Consumo vs caducidad. El habitual “Consumir antes de” de los alimentos es una fecha proporcionada por la empresa que indica el momento de mayor calidad del producto. Así, la mayor parte de esos alimentos pueden consumirse después de ese día. La única fecha importante es la de “Caduca en”, cómetelo a tiempo o comprueba si puede congelarse.
Aprovéchalo todo. Deja tu frigorífico vacío. Páginas web como la de WRAP, www.lovefoodhatewaste.com pueden ayudarte a ser creativo y cocinar recetas usando aquellos alimentos que caduquen pronto.
¡No te congeles y usa tu congelador! Los alimentos que se congelan duran más. Congela productos frescos y restos antes de que se estropeen. También puedes hacer esto con la comida sobrante de restaurantes.
Elige medias raciones a mitad de precio en restaurantes y otros establecimientos.
Aprovecha los restos y úsalos como abono.
Usa el sistema FIFO (First In First Out). Es decir, consume primero lo que llegó antes y después lo que llegó más tarde a tu despensa. Guarda tus últimas compras al final y las más antiguas delante para acordarte de consumirlas pronto.
¡Ricos restos! Los restos del pollo asado de esta noche puede ser parte del bocadillo de mañana. El pan de ayer pueden ser los costrones de hoy. ¡Sé creativo! Pide en tu restaurante que te empaqueten la comida para llevar y congela lo que no vayas a consumir inmediatamente. ¡No seas vergonzoso y pide tus restos para llevar!
¡Dona lo que no vayas a aprovechar! Refugios, bancos de alimentos y otras instituciones estarán encantados de recibir alimentos no perecederos. Existen programas nacionales y locales que se ofrecen a recoger los alimentos e incluso a prestar a contenedores donde almacenarlos.

Fuente www.gob.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *