Sección: Casos Cosas y Curiosidades | Hoy te recomendamos 14 noviembre 2019 10:00 am

¿Cómo puedes diferenciar entre una alergia, una gripe o un resfriado?

Determinar si tienes un resfriado, una gripe o una alergia puede resultar difícil cuando presentas sus síntomas comunes, como estornudos o dolor de garganta. No obstante, tales síntomas reflejan que todas estas condiciones afectan tu sistema respiratorio, así lo indican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH).

Los síntomas comunes de resfriado, gripe y alergias incluyen congestión o goteo nasal, estornudos, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza o incluso fatiga. Dos síntomas que difieren son la fiebre o el dolor, que no aplican para el caso de las alergias, por lo que únicamente pueden deberse a un resfriado o gripe. Pero los síntomas de gripe suelen ser más graves que los de un resfriado. Respecto a las alergias, sus síntomas incluyen picazón en los ojos y lagrimeo, que normalmente no se presentan en un resfriado o gripe. Aunque los síntomas son similares, el origen de las afecciones es distinto. El resfriado y la gripe son causados ​​por diferentes virus, mientras que las alergias son producto de la reacción de tu sistema inmunológico a un desencadenante (alérgeno). Los alérgenos inhalados más comunes son el polen, el polvo, el moho y la caspa de mascotas, de acuerdo con el grupo de alergólogos estadounidenses Family Allergy & Asthma.

 

Ocurrencia de estos padecimientos y cómo prevenirlos

El grupo señala que la clave para diferenciar estas afecciones es saber cuándo y con qué frecuencia ocurren en los pacientes. Por ejemplo, una persona puede contagiarse de resfriado 3 o 4 veces al año, pues los pacientes solo desarrollan gripe una vez. Las alergias son una historia completamente diferente, pues se repiten recurrentemente y de manera estacional. Cabe resaltar que los síntomas de alergia durarán mientras estés expuesto(a) al alérgeno, y es raro que un resfriado o gripe dure más de dos semanas.

Estos expertos también advierten que, como las alergias siempre son producto de desencadenantes externos, conocer la causa de la alergia determinará cuándo comenzarás a sentir los síntomas. Las personas que sufren alergia a la hierba y a los árboles son más propensas a experimentarla durante la primavera, mientras que el polen de la planta ambrosía causa reacciones alérgicas durante el otoño. Quienes desarrollan alergia por alérgenos en interiores, como polvo, moho o caspa de mascotas, pueden experimentar síntomas todo el año, principalmente cuando entran en contacto con el desencadenante.

Con base en lo anterior, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) brindan algunas recomendaciones para prevenir estos padecimientos:

  • Para el resfriado común, los pacientes deben practicar buenos hábitos de lavado de manos, evitar a las personas que tienen un resfriado y evitar la propagación de gérmenes.
  • Para prevenir la gripe, las personas de 6 meses de edad en adelante deben recibir la vacuna contra la influenza.
  • Los síntomas de alergia pueden prevenirse controlando tu entorno y evitando los desencadenantes cuando sea posible.

Consejos de tratamiento

Family Allergy & Asthma nos menciona los siguientes consejos para tratar estas afecciones en casa:

  • Si tienes un resfriado, toma muchos líquidos y controla tus síntomas hasta que desaparezcan (para ello puedes usar antihistamínicos de venta libre).
  • Si tienes gripe, puedes recibir un medicamento antiviral de 24 a 48 horas después de haber comenzado a experimentar síntomas.
  • Trata tus alergias evitando el contacto con los alérgenos, así como con medicamentos para controlar los síntomas y con vacunas antialérgicas para tratar la causa, todos con previa autorización de tu médico o alergólogo.

RECUERDA: Comprender las diferencias entre estas afecciones puede ayudarte a obtener rápidamente el tratamiento que requieres.

Acude con tu médico o con un alergólogo si tienes más dudas y si todavía te cuesta diferenciar entre un resfriado, una gripe y una alergia.

Vía: ClikiSalud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *