Sección: Gobierno de Durango 21 julio 2020 07:00 am

Anuncia Aispuro nueva etapa de apoyos a familias por COVID-19

  • Se tiene nuevo Comité Técnico, que brindará certidumbre en las aprobaciones y entrega del recurso.
  • Con los programas Impulso, Fondo Durango y Créditos a la Palabra, se beneficiarán a los comercios locales.

En apoyo a las familias que se han visto afectadas por la pandemia de COVID-19, iniciamos en Durango una nueva etapa, con esquemas de protección para micros, pequeñas y medianas empresas para cuidar su sobrevivencia y proteger el empleo, manifestó el gobernador José Rosas Aispuro Torres, al anunciar la entrega de créditos a comercios locales.

Es un esquema novedoso para comerciantes y empresarios con reglas claras y trasparentes, que garantice el acceso a los programas Impulso, Fondo Durango y Créditos a la Palabra, destacó el Mandatario Estatal al explicar que las empresas se deberán comprometer a no despedir a los trabajadores.

Además de cumplir con los requisitos que se darán a conocer en las páginas oficiales del Gobierno del Estado,  deberán contar con garantía prendaria o aval solidario y los montos, no excederán los 50 mil pesos.

Acompañado del encargado del despacho de la Secretaría de Desarrollo Económico, Gustavo Kientzie Baille y el titular de la Secretaría de Bienestar Social, Jaime Rivas Loaiza, en conferencia de prensa virtual, el Gobernador, comentó que firmó el decreto que entrará en vigor este martes 21 de julio del 2020, donde se constituye un nuevo andamiaje legal para operar los créditos del fideicomiso, con nuevas reglas de operación y un  renovado comité  técnico para dar certidumbre al proceso.

“Seré el primero en vigilar cada etapa del programa para garantizar total transparencia”, puntualizó Aispuro Torres, al explicar que se ha incluido un observador ciudadano que además, es miembro del Comité de Selección del Sistema Local Anticorrupción y un representante del Congreso del Estado.

En esta nueva etapa, en el Fideicomiso Fondo Durango, se dispondrá de recursos estatales por un monto superior a los 18 millones de pesos, con una cantidad máximo de 50 mil pesos para cada comerciante, las empresas que requieran un crédito mayor, podrán acceder al Programa Impulso con un fondo de garantía que funciona con la aportación del Gobierno del Estado en coordinación con Nacional Financiera y se opera a través de la banca comercial.

Para las familias que dependen de la economía informal, el Gobernador, anunció el Programa de Microcrédito a la Palabra, donde se destinarán 5 millones de pesos que será un fondo revolvente, generando apoyos hasta por 5 mil pesos para quienes más lo necesite.

El programa de Microcrédito a la Palabra, inició en este Gobierno destinado solo para jefas de familia, pero ante la emergencia sanitaria se amplió el beneficio a los aseadores de calzado,  taquerías, locales de comida, estilistas, entre otros, con el fin de apoyar a los que necesitan una inyección de recursos para poder continuar con sus negocios, agregó Aispuro Torres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *