Hace tiempo, pocas personas sabían qué era un coronavirus y cuáles eran sus riesgos. Actualmente, nadie es ajeno a este concepto y poco a poco vamos descubriendo más datos sobre esta enfermedad, gracias a que no sólo se ha buscado una cura, también se ha intentado comprender mejor este famoso virus.

¿Qué hemos aprendido?

  1. Transmisión a través de las superficies. Si bien la principal vía de transmisión del Covid-19 son las gotas respiratorias que expulsa una persona al toser o estornudar, también existe el riesgo de contagiarse al tocar superficies contaminadas.
  2. Relación entre el calor y el virus. Durante mucho tiempo, existió la creencia de que el calor reduciría la propagación del virus y disminuiría el número de contagios. Sin embargo, no ocurrió así en la mayor parte de planeta, donde las altas temperaturas no afectaron al SARS-CoV-2.
  3. La inmunidad. La respuesta inmunitaria ante el Covid-19 también ha centrado buena parte de las investigaciones, que han permitido comprobar que el SARS-CoV-2 puede producir tanto inmunidad humoral (anticuerpos) como celular (linfocitos) y que otros coronavirus anteriores también protegen del nuevo.
  4. Covid-19 en niños. Desde el inicio de la pandemia, pareció que los niños se infectaban menos y padecían la enfermedad de forma más leve que los adultos. Según diversas investigaciones, los niños y los adolescentes tienen las mismas probabilidades de infectarse que cualquier otro grupo de edad.
  5. Reinfección por coronavirus. En los últimos días la posibilidad de una reinfección por coronavirus ha vuelto a centrar la atención de la población y la comunidad científica, tras la detección de tres casos. Sin embargo, expertos consideran que se trata de casos muy infrecuentes.