Sección: Municipio de Durango 4 noviembre 2020 07:00 am

Llama Salum a la responsabilidad ante semáforo rojo por COVID-19

  • Secretario del Ayuntamiento, Mario Garza Escobosa, presenta nuevo acuerdo administrativo para bajar movilidad y contagios.

Ante la reubicación de Durango en rojo del Semáforo Epidemiológico por el incremento de contagios de COVID-19, el Presidente Municipal Jorge Salum del Palacio llamó a la ciudadanía a la responsabilidad individual y asumir las medidas sanitarias que eviten un mayor crecimiento de casos.

Refrendó su apoyo y agradecimiento al personal de salud, desde médicos, enfermeras, personal administrativo y todos aquellos que han dado su esfuerzo y en algunos casos su vida para enfrentar esta pandemia.

Sin embargo, dejó claro que no habrá ejercicio de autoridad suficiente si la ciudadanía no decide acatar la responsabilidad que tiene de cuidarse.

Luego de las medidas que anunció el Gobernador José Rosas Aispuro Torres, el Alcalde capitalino dejó claro que como Ayuntamiento se suman de manera responsable a estas acciones, mediante un nuevo acuerdo administrativo que precisa lo necesario para avanzar contra este padecimiento.

En ese sentido, el secretario del Ayuntamiento, Mario Garza Escobosa, destacó que se prohíbe la venta de alcohol, se cierran antros, bares, cantinas, fondas del mercado Gómez Palacio, tianguis, plazas públicas, parques, albercas, unidades deportivas, ciclopistas, gimnasios, es decir, los negocios que no son esenciales; aquellos que sí son necesarios estarán obligados a cerrar a las 22:00 horas.

Se considera esencial aquellos relacionados con la alimentación, salud, la minería, construcción, forestal, comunicación, bancos, automotriz, energéticos, productos de primera necesidad y otras actividades que la Federación marcó como esenciales en la Declaratoria de Emergencia Sanitaria por COVID-19 emitida en marzo de este año.

Los restaurantes podrán tener un aforo del 25 por ciento y deberán ponderar el servicio para llevar. En el caso de Paseo Durango, deberá permanecer cerrado, excepto áreas de comida y de telefonía.

Los salones de fiestas no deberán operar, lo mismo las danzas y otras manifestaciones homólogas; las reuniones familiares mayores a 10 personas quedan prohibidas; estéticas y barberías deberán también cerrar sus puertas, aunque podrán operar a domicilio.

En Paseo Constitución se instalará un control sanitario para acceso, sujetándose únicamente a actividades esenciales y aforos permitidos.

Garza Escobosa dejó en claro que habrá coordinación con la Guardia Nacional y Policía Estatal en la vigilancia y perifoneo para hacer cumplir las medidas.

El Municipio, por su parte, mantendrá la obligatoriedad del uso del cubrebocas, regresará al esquema de guardias entre su personal; además, se mantienen los lavamanos móviles en las paradas de rutas de transporte público.

El Secretario del Ayuntamiento lamentó que se haya tenido que regresar al semáforo rojo; ante la alta cadena de contagios, fue necesario regresar a las medidas extremas para proteger la salud de los duranguenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *