Sección: Hoy te recomendamos | Medicina y Salud 20 enero 2021 01:00 pm

Riesgos de consumir habitualmente alimentos fritos

Aunque comer alimentos fritos puede ser algo delicioso, dicho hábito se relaciona con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y evento vascular cerebral (EVC), así lo sugiere un nuevo estudio realizado por investigadores chinos y publicado en la revista Heart. El riesgo aumenta con cada porción adicional de 4 onzas (113 gramos) por semana, encontraron los autores.

Para el trabajo, los investigadores analizaron 19 estudios publicados anteriormente. Combinaron datos de 17 de ellos en los que participaron más de 560,000 personas con casi 37,000 eventos cardiovasculares importantes, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Los investigadores también utilizaron datos de seis estudios, en los que participaron más de 750,000 participantes y registraron casi 86,000 muertes en un promedio de 10 años.

Los resultados mostraron que, en comparación con aquellos que comían la menor cantidad de alimentos fritos por semana, los que comían más tuvieron un 28% más de riesgo de eventos cardiovasculares importantes, un 22% más de riesgo de enfermedad cardíaca y un 37% más de riesgo de insuficiencia cardíaca. Estos riesgos aumentaron sustancialmente en un 3%, 2% y 12%, respectivamente, con cada porción adicional semanal de 4 onzas, indicó Pei Qin, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Shenzhen, en Guangdong, China, junto con sus colegas.

No está claro cómo los alimentos fritos pueden aumentar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, pero son posibles varias explicaciones, apuntaron los autores. Los alimentos fritos contienen ácidos grasos trans nocivos de los aceites vegetales hidrogenados que a menudo se usan para cocinarlos, y freírlos también aumenta la producción de subproductos químicos involucrados en una respuesta inflamatoria. Además, los alimentos con alto contenido de sal, como el pollo frito y las papas fritas, a menudo se sirven con bebidas endulzadas con azúcar, particularmente en los restaurantes de comida rápida, subrayaron los investigadores.

Fuente ClikiSalud.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *