Sección: Hoy te recomendamos | Tips del Hogar 10 abril 2021 01:00 pm

8 maneras de ayudar a tu hijo(a) a dejar el chupón

Cuando decidas que es hora de que tu hijo(a) deje de usar chupón, debes estar preparado(a) pues tu niño estará un poco o bastante quisquilloso en los días subsecuentes. También puede volverse irritable. Sin embargo, es importante mantenerse firme y no retroceder una vez que hayas decidido deshacerte de él.

Aquí te mencionamos diferentes formas para ayudar a tu hijo a dejar de usar un chupón:

1. Hazlo de golpe o por etapas. Algunos niños pueden hacer una pausa inmediata; otros pueden usar chupones con tanta frecuencia que es mejor eliminarlos en ciertos momentos del día antes de deshacerse de ellos por completo. Si tu hijo(a) depende de uno a la hora de acostarse o de la siesta, mantén los chupones fuera de su alcance, excepto a esa hora del día. Eventualmente, quítaselos en ese momento también.

2. Haz una cuenta regresiva. Hazle saber a tu hijo(a) que en un momento determinado en el futuro cercano, como un cumpleaños o un evento importante, será demasiado mayor para usar un chupón. ¡Plantéaselo como una noticia emocionante! Tu niño(a) puede disfrutar de la idea de tener la edad suficiente para dejar atrás los chupones, sobre todo si le hablas de las ventajas que conlleva ser mayor.

3. Dale muchos elogios. Si tu hijo(a) duerme toda la noche o se calma sin necesidad del chupón, dale abrazos, besos y elogios por ser tan mayor.

4. Ofrécele distracciones divertidas. Durante el día, cuando tu niño(a) normalmente busca un chupón, distráelo con actividades agradables que lo mantengan alejado de los chupones. Ofrécele opciones como dibujar o realizar manualidades, o poner su programa de televisión favorito. Dale un masaje suave, lean libros juntos o canten sus canciones favoritas.

5. Corta la punta del chupón. Algunos padres alejan a sus hijos de los chupones creando uno más pequeño. Cuando tu hijo(a) no esté cerca, corta el cuarto o el tercio del extremo superior del chupete, con un corte recto y limpio. A tu hijo(a) no le gustará mucho esta clase de chupón, pues no le aportará la misma sensación. Si de todos modos continúa usándolo, corta otro cuarto o tercio de la punta cada semana, hasta que no quede nada más que el mango.

Puedes razonar con un niño mayor que se resista a dejar los chupones. Sé creativo(a) con ideas como:

6. Cambiarlo por un juguete. Haga que su hijo elija algo especial en la tienda y “pague” al cajero con el chupete.

7. Una visita del «hada del chupón». Si su hijo le deja el chupete al hada, el hada lo cambiará por dinero o un regalo, como el hada de los dientes.

8. “Dónalo” a un bebé que lo necesite. Hágale saber a su hijo que un bebé más pequeño necesita el paci más que ellos. Pueden hacer un dibujo o escribir una nota para dársela al bebé, quien “cogerá” el chupete.

Fuente clikisalud.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *