Sección: Congreso 22 enero 2022 07:00 am

“Lesiones a menores son tentativa de homicidio”

  • Diputados del PRI proponen reformar el Código Penal.
  • Acabar con la impunidad que provocan lagunas jurídicas.

Ante la incidencia tan alta en el maltrato infantil, y con el fin de tapar lagunas jurídicas que terminen con la impunidad, proponen que las lesiones graves que se causen a menores, se tipifiquen como tentativa de homicidio, se sigan de oficio y en consecuencia, se eleven las sanciones penales.

A nombre del grupo parlamentario del PRI, la diputada Ali Gamboa ingresó iniciativa de reformas al Código Penal del Estado, con el fin de que existan penas más drásticas para quienes provoquen daños que pongan en riesgo la vida de niñas y niños menores de 12 años de edad.

La legisladora agregó en su exposición de motivos ante los integrantes de la Comisión Permanente que funciona durante el período de receso, que lamentablemente el marco jurídico presenta “huecos” que propician dejar sin castigo a personas mayores, incluso padres y familiares, que con sus agresiones provocan heridas que originan cicatrices y hasta discapacidades.

Consideró que el Código tiene un resquicio que permite la impunidad y la injusticia, “ya que en su artículo 20 Bis, que enumera los llamados delitos que se persiguen por “querella”, los cuales son aquéllos en los que resulta necesaria la denuncia y sin ella no puede procederse contra los responsables, y además aceptan en llamado “perdón de los ofendidos”, con el cual se extingue la investigación y cualquier tipo de castigo”.

Significa que en la norma jurídica actual, por las lesiones que llegase a ocasionar un padre, madre, tutor o persona mayor a un menor de edad, puede ser sujeto de penalidades que resultan agravadas en razón de la vulneración a que se expuso a la víctima.

La modificación propone que cuando las lesiones causadas a niños, niñas, adolescentes o personas con discapacidad, tarden en sanar 15 días, el delito debe perseguirse de oficio, con el fin de evitar que por el daño psicológico, decidan la no continuación del procedimiento, y con ello se aumente la cadena de impunidad y el perjuicio.

Explicó la diputada Gamboa que es claro cuando las lesiones se caracterizan por una fuerte gravedad, y con ello concluir que se trata de la tentativa de un delito mayor que no llega a consumarse.

“En este contexto, se han presentado casos de fallecimientos de niñas y niños como consecuencia de lesiones u omisiones intencionales de sus propios familiares, pero también lesiones gravísimas de niñas y niños, cuya naturaleza es posible encuadrar como tentativa de homicidio de tales sujetos”, agregó la legisladora.

De manera concreta, la iniciativa de reforma establece elevar de 20 a 40 años la condena por dicha tentativa, y “dimensionar las profundas implicaciones que guardan estos actos delictivos contra niñas y niños para ellos y como sociedad nos debe conducir a reconfigurar políticas públicas de prevención, atención, pero también de normatividad y sanciones, que es nuestro trabajo en este Congreso”, enfatizó Ali Gamboa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.