Sección: Congreso 28 febrero 2022 07:00 am

Familias tendrán certeza jurídica de su patrimonio

Durante el mes de marzo, muchas familias obtendrán la certeza jurídica de su patrimonio al tener la oportunidad de realizar la escrituración de su vivienda o terreno con descuentos en los servicios notariales; así como en los impuestos estatales y municipales.

A partir de este nuevo modelo de escrituración, cada año muchas personas podrán tener certeza de la inversión y trabajo de muchos años; tendrán certeza, de aquellas viviendas, en pocas palabras, que simbolizan un patrimonio central para la familia e incluso para sus futuras generaciones.

El mes de marzo, será una oportunidad para la escrituración mediante la prestación del servicio notarial para tal fin a un costo simbólico. Pero además, con el descuento de los impuestos y derechos necesarios para dicho fin, por parte de la administración estatal y los gobiernos municipales.

A través de estos primeros meses el trabajo del Colegio de Notarios, la actitud y disposición generosa y amable de los alcaldes, el seguimiento y participación del poder ejecutivo del estado, y el esfuerzo y compromiso de las y los integrantes de esta legislatura, en este Pleno y en las comisiones de Gobernación y de Hacienda, han hecho posible que muchísimas personas puedan verse beneficiadas del Mes de la Escrituración, a realizarse por primera vez en nuestra entidad el próximo mes de marzo.

Desde el mes de septiembre, no hemos quitado el dedo del renglón, y hemos reconocido una problemática real de nuestra entidad: Existe un importante rezago en la escrituración, lo que hace sumamente vulnerables a las y los ciudadanos.

Y ello ha sido causado, entre otras razones, por la situación económica complicada que viven muchas familias duranguenses, en la cual los gastos de una escrituración resultarían completamente imposibles de realizar.

Como consecuencia, al no regularizar la propiedad de sus viviendas a tiempo, se ven imposibilitados ante un suceso familiar de disponer de ese patrimonio o bien asegurar los derechos hereditarios de sus descendientes, quienes en su momento tienen que enfrentar trámites y procesos judiciales prolongados y costosos que desalientan la regularización de la propiedad de la vivienda.

Incluso, ante una eventualidad, dichas propiedades no pueden ser utilizadas como garantía para un crédito que pueda ser indispensable ante circunstancias familiares graves.

Tal como se estableció en la ley, solamente se podrá hacer el trámite para una vivienda o terreno, donde se resida o se vaya a residir; y dicho beneficio no tiene alcance para promotores y constructores de vivienda, ya que se pervertiría el sentido original de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.