Sección: Congreso 5 mayo 2022 07:00 am

Una realidad en Durango, Derecho a la Paz

Una vez que el Poder Legislativo recibió el voto a favor de 32 ayuntamientos, los diputados locales realizaron la declaratoria donde se eleva a rango constitucional el Derecho a la Paz, por lo que Durango de convierte en un referente a nivel nacional al ser un hecho trascendental y sin precedentes.

Durante la sesión ordinaria se contó con la presencia del presidente del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas Rodríguez, quien puntualizó que el Poder Legislativo de Durango con la declaratoria del Derecho a la Paz, refrenda su compromiso con la sociedad convirtiéndola en un hito nacional.

Ricardo López Pescador, presidente de la JUGOCOPO mencionó que la presente reforma cristaliza un arduo empeño de mujeres y hombres de la sociedad civil y consolida el cumplimiento a lo relativo a la seguridad pública y el Estado de Derecho, a la Agenda Legislativa Institucional del Congreso del Estado; alineada a la Agenda de Desarrollo 2030 de la Organización de las Naciones Unidas, que configura un plan de acción en favor de las personas, el planeta y la prosperidad.

La paz no es sólo ausencia de conflictos armados, internos o internacionales. La paz es un concepto mucho más amplio y positivo que engloba el derecho a ser educado en y para la paz; el derecho a la seguridad humana y a vivir en un entorno seguro y sano. 

Por lo tanto, el momento que hoy vivimos reviste una relevancia muy especial, y en cierto modo inscribe el compromiso y la aspiración de las y los duranguenses para construir un estado donde la paz sea un eje de nuestras vidas personales y colectivas.

Durante su intervención, el Diputado Eduardo García Reyes, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales dijo que este es un hecho sin precedentes, cuya reforma vendrá a favorecerá el desarrollo personal, familiar y social de la entidad, ya que las y los ciudadanos queremos vivir en un mundo libre de violencia, en un estado donde todos y todas las personas sean respetadas, queremos un Durango en Paz y no solo que este reconocido normativamente. 

Las y los duranguenses merecen vivir en un estado libre de violencia y con seguridad, donde las niñas, niños, adolescentes, mujeres, adultos mayores y todas las personas se sientan protegidos y respetados. 

El Diputado Joel Corral Alcantar también señaló que la paz se encuentra implícita en todos los derechos humanos reconocidos por nuestra Carta Magna y por lo tratados internacionales signados por el Estado Mexicano, lo cual es ahora un derecho reconocido en nuestra Constitución Política del Estado que impulsó inicialmente el entonces diputado Local Juan Carlos Maturino Manzanera.

La paz es parte inmanente de la naturaleza de las prerrogativas que reconocen la dignidad del hombre como tal. Es mucho más que la ausencia de guerra, es quizá, el bien más elevado al que aspira todo ser viviente.

Por su parte el Diputado Antonio Solís dijo que los ciudadanos estamos cansados de la violencia y queremos paz, estamos cansados de la corrupción y queremos un cambio, los jóvenes quieren vivir en un país donde puedan estar seguros, por ello, para lograr la paz el gobierno mexicano necesita tomar acción en estos puntos; castigando a quienes cometen delitos, brindar seguridad y protección a los ciudadanos.

Hoy es un día trascendental para Durango y México al ser el primer estado en la República en reconocer en su Constitución Política del Estado un derecho humano fundamental, como es el Derecho a la Paz.

Por ultimo la Diputada Jenifer Deras asevero que con la Declaratoria de Reforma Constitucional del Derecho a la Paz, el Estado garantizará la seguridad humana a través de políticas y acciones integradas, para asegurar la convivencia pacífica de las personas, promover una cultura de paz y prevenir las formas de violencia y discriminación y la comisión de infracciones y delitos.

Es nuestra tarea como representantes sociales, construir entornos libres y exentos de violencia, que sea nuestra actividad diaria en el desempeño de nuestras responsabilidades, pues “no hay camino para la paz, puesto que la paz es el camino”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.