Sección: Hoy te recomendamos | Medicina y Salud 10 junio 2022 12:00 pm

Síntomas de depresión en hombres, mujeres y niños

Los síntomas de la depresión se pueden experimentar de manera diferente entre hombres, mujeres, adolescentes y niños.

Los hombres pueden experimentar síntomas relacionados con su:

  • Estado de ánimo, como ira, agresividad, irritabilidad, ansiedad o inquietud.
  • Bienestar emocional, como sentirse vacío, triste o sin esperanza.
  • Comportamiento, como pérdida de interés, ya no encontrar placer en las actividades favoritas, cansarse fácilmente, pensamientos suicidas, beber en exceso, usar drogas o participar en actividades de alto riesgo.
  • Interés sexual, como deseo sexual reducido o falta de rendimiento sexual.
  • Habilidades cognitivas, como incapacidad para concentrarse, dificultad para completar tareas o respuestas tardías durante las conversaciones.
  • Patrones de sueño, como insomnio, sueño inquieto, somnolencia excesiva o no dormir toda la noche.
  • Bienestar físico, como fatiga, dolores, dolor de cabeza o problemas digestivos.

Las mujeres pueden experimentar síntomas relacionados con su:

  • Estado de ánimo, como irritabilidad
  • Bienestar emocional, como sentirse tristes o vacías, ansiosas o sin esperanza.
  • Comportamiento, como pérdida de interés en actividades, retraimiento de compromisos sociales o pensamientos suicidas.
  • Habilidades cognitivas, como pensar o hablar más despacio.
  • Patrones de sueño, como dificultad para dormir toda la noche, despertarse temprano o dormir demasiado.
  • Bienestar físico, como disminución de la energía, mayor fatiga, cambios en el apetito, cambios de peso, molestias, dolor, dolores de cabeza o aumento de los calambres.

Los niños pueden experimentar síntomas relacionados con su:

  • Estado de ánimo, como irritabilidad, ira, cambios rápidos de humor o llanto.
  • Bienestar emocional, como sentimientos de incompetencia (p. ej., «no puedo hacer nada bien») o desesperación, llanto o tristeza intensa.
  • Comportamiento, como meterse en problemas en la escuela o negarse a ir a la escuela, evitar amigos o hermanos, pensamientos de muerte o suicidio, o autolesiones.
  • Habilidades cognitivas, como dificultad para concentrarse, disminución del rendimiento escolar o cambios en las calificaciones.
  • Patrones de sueño, como dificultad para dormir o dormir demasiado.
  • Bienestar físico, como pérdida de energía, problemas digestivos, cambios en el apetito o pérdida o aumento de peso.
Vía: ClikiSalud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.